Enrique Colmena

Película: El instante más oscuro

Nos llega la cuarta película en menos de un año sobre el tema del rescate del ejército británico (y también buena parte del galo) en Dunkerque, entre mayo y junio de 1940, cuando las fuerzas terrestres nazis, la temible Wehrmacht, aplastaba toda resistencia en Francia, y desde el Reino Unido se montó la llamada Operación Dynamo, por la que centenares de embarcaciones civiles inglesas cruzaron el Canal de la Mancha y transportaron hasta Gran Bretaña a una cifra en torno a trescientos mil soldados.

Desde julio de 2017 a este enero de 2018 en el que se escriben estas líneas, hemos visto ya Su mejor historia, de Lone Scherfig, que se ambientaba en el Londres posterior al mentado rescate, cuando el gobierno británico utilizó aquella gesta (realmente una derrota en toda regla, pero que el genio oratorio churchilliano consiguió convertir en algo parecido a un triunfo) para insuflar esperanza en la castigada población civil mediante una película ad hoc sobre el tema; también hemos podido contemplar en la gran pantalla Dunkerque, de Christopher Nolan, sobre el asunto bélico propiamente dicho, briosamente contado en tres planos espacio-temporales distintos; ítem más, también se ha podido ver Churchill, de Jonathan Teplitzky, sobre esos mismos días, pero centrándose en la figura del famoso primer ministro británico (en este caso interpretado por Brian Cox) que lideró la respuesta del pueblo británico contra el Tercer Reich en aquel t

...
leer más

Rafael Utrera Macías

Artículo: Del lienzo del cuadro al lienzo de plata (I). La pintura en el cine

El primitivo cinematógrafo mudo fue denominado “fotografía animada”; consecuentemente, fue la primera relación genética establecida entre ambos medios. Posteriormente, la Historia del Cine ha ido mostrando las relaciones existentes entre el nuevo espectáculo y la obra literaria, así como la mutua influencia ejercida entre ambos, en unos casos con el teatro y, en otros, con la novela. Mediado el siglo XX, el resto de las consideradas “bellas artes”, ha sido progresivo objeto de atención por parte de ensayistas e investigadores; escultura y arquitectura han quedado postergadas en su relación con el cine frente a la pintura que, más allá de ocasionales ejemplos relativos a pintores/cineastas o cineastas/pintores, ha desarrollado una vasta fenomenología tanto en lo relativo a sus semejanzas como a sus diferencias y ello, sin olvidarse de tantos casos en los que la cinematografía ha tomado vida y obra de pintores como base, ya histórica, ya divulgativa, para sus producciones.

En nuestros artículos dedicados a las relaciones Cine/Pintura, vamos a efectuar una aproximación a los vínculos existentes entre ambos medios artísticos sirviéndonos de cuatro libros, lo que nos permitirá asomarnos a sus esenciales semejanzas y a sus evidentes diferencias, así como a su evolución en el ámbito de las “bellas artes” y de los estudios culturales. De modo general, hemos titulado estos trabajos “Del lienzo del cuadro al lienzo de plata” por cuanto el sustantivo “lienzo” es materia prima usual en la confección del cuadro pictórico, y por extensión, a la utilizada en la fabricación de la primitiva pantalla cinematográfica; la adjetivación añadida aporta un valor metafórico y simbólico que refuerza la relación, no sólo material, de ambos medios artísticos. El escritor y periodista Ramón Martínez de la Riva tituló el volumen dedicado a comentarios cinematográficos como “El lienzo de plata” (1928).

Los volúmenes seleccionados para esta cuestión son “La pintura en el cine” (1995), de Áurea Ortiz y María Jesús Piqueras; “El cine en la pintura”

...
leer más