Enrique Colmena

Película: Las leyes de la termodinámica

La carrera de Mateo Gil en el cine español es curiosa: descubierto cuando era un pipiolo de solo 24 años como coguionista de Tesis (1996), revelación de su año que trajo al primer plano de la actualidad a uno de los directores más interesantes de nuestro cine reciente, Alejandro Amenábar (aunque últimamente esté de capa caída), Gil hizo su debut en la dirección con Nadie conoce a nadie (1999), aceptable adaptación de la novela homónima de Juan Bonilla, que tuvo buena repercusión de público (1,4 millones de espectadores, una de las de mayor recaudación del cine español de aquel año) y fue, en general, bien valorada por la crítica. Sin embargo, ese debut no tuvo continuidad a medio plazo, sino que siguió, intermitentemente, trabajando como coguionista de Amenábar en films como Mar adentro (2005) y Ágora (2009).

Por fin, regresó a la dirección de largometrajes con una rareza, Blackthorn. Sin destino (2011), un western ambientado en Bolivia, nada menos, y que recuperaba a los personajes de Butch Cassidy y Sundance Kid de Dos hombres y un destino (1969), el mítico western crepuscular de George Roy Hill. Aunque estimulante, tuvo una desastrosa carrera comercial, aunque aún así fue mejor que la de su siguiente empeño como director, Proyecto Lázaro (2016), que no la vieron ni los familiares de los qu

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: ¿En qué momento se jodió Wim Wenders? (I). Auge, consolidacion

Hago gracia al lector de la conocida pregunta, tal vez retórica, que el protagonista de Conversación en La Catedral, Santiago Zavala, alias Zavalita, se hace al principio de la famosa novela de Mario Vargas Llosa, la no menos popular “¿en qué momento se había jodido el Perú?”.

Recientemente se ha estrenado la (pen)última película del director, guionista y productor alemán Wim Wenders, Inmersión, y su tono desvaído, su mediocridad rampante, dentro del tono grisáceo de su obra en el último cuarto de siglo, nos permite preguntarnos, parafraseando a Zavalita, ¿en qué momento se jodió Wim Wenders? Intentaremos dar respuesta (o al menos alguna pista) en las siguientes líneas.

Wim Wenders nace en Dusseldorf en 1945, unos meses después del final (por aplastamiento) del régimen nazi de Adolf Hitler, el Tercer Reich que, según su creador, debería durar mil años, aunque afortunadamente se quedó en doce... El joven Wim vivió en su juventud en París, donde se hizo cinéfilo. Tras estudiar cine en Munich y convertirse en crítico, dirige algunos cortos durante los últimos años de los sesenta, para estrenarse como director de largometrajes con Summer in the city (1971), que pasa sin pena ni gloria. El primer film con el que llama la atención es su siguiente proyecto, El miedo del portero ante el penalti (1972), basado en la novela homónima de Peter Handke, que también coescribe el guion, y que será una de las influencias decisivas en el cine wendersiano, al que volverá intermitentemente. Su siguiente film, sin embargo, será un retroceso en su carrera: la adaptación al cine de la novela de Nathaniel Hawthorne La letra escarlata (1973) no se corresponde con sus intereses ni con sus inquietudes, y la película es un pequeño fracaso, comercial y crítico, a pesar de que en la coproducción español

...
leer más