Película: Los golfos

Carlos Saura comienza su larga, poliédrica y fructífera carrera como director de cine con esta interesante Los golfos, un duro drama social que buscaba radiografiar, sin moralinas, cierta juventud española de finales de los cincuenta, cuando la Guerra Civil aún es un recuerdo tan cercano y, aunque los peores años de la postguerra han pasado, sigue sin existir un porvenir para los jóvenes sin recursos y habitantes de barrios marginales. En ese contexto, un grupo de chicos, que coquetea descaradamente con el delito, dando algún “palo” que otro para recaudar dinero fácil con el que satisfacer sus caprichos, depositan todas sus esperanzas en uno de ellos, que tiene mucho arte como torero, y aspiran a que, una vez debute y triunfe como matador, beneficiarse todos ellos de ese éxito y salir de su vida sin horizonte.

Saura y sus coguionistas Mario Camus y Daniel Sueiro tenían la intención de llevar al cine, como primera película del director aragonés, la iniciática novela de Rafael Sánchez Ferlosio El Jarama. No habiendo sido posible, los tres urdieron un drama que bien se puede decir que bebe, en parte, del paisaje y el paisanaje del texto de Ferlosio, al poner en pantalla un trozo de la realidad de la España de finales de la década de los cincuenta, una España atrasada y cateta, aún traumatizada por la reciente contienda civil.

Carlos Saura retrata con aguafuerte a esta panda de pobres diablos que lo confían todo a una carta imposible. Con tonos formales que la emparentan con el Neorrealismo italiano (entonces el movimiento cinematográfico más importante del mundo), Los golfos supone un filme valiente y a contra corriente en la pacata España de la época, un hito en una cinematografía que en aquellos tiempos se dedicaba con pasión a las folcloradas, los melodramas y, en menor medida, a los filmes patrioteros, una vez que el tiempo de Raza, ¡A mí la Legión! y Agustina de Aragón parecía definitivamente superado.

Entre los actores, Manuel Zarzo tenía ya una dilatada carrera a sus espaldas, y compone un personaje tirando a odioso, prepotente, fatuo, mientras que Luis Marín, que prácticamente debutaba, resulta fresco e interesante; después estaría en muchas otras películas. No es el caso de Óscar Cruz y Juanjo Losada, actores no profesionales que debutaron en Los golfos y nunca más volvieron a ponerse delante de una cámara.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

80'

Año de producción

Los golfos - by , May 11, 2017
3 / 5 stars
Retrato con aguafuerte