Película: Dos tipos duros El cine negro español es escaso pero generalmente potable, desde el casi prehistórico "Apartado de Correos 1001" de los años cincuenta a la reciente "La caja 507"; pero aún más extraño en España es intentar hacer cine negro y comedia al mismo tiempo, y además que salga bien. Esa rara ave la constituye esta agradable sorpresa que resulta ser "Dos tipos duros", publicitada como una comedia más, y que de hecho así comienza, para paulatinamente adentrarse en los sórdidos terrenos del cine negro a la vieja usanza, con terribles venganzas, secretos inconfesables, un botín del que apropiarse, tiros, mucha sangre y grandes dosis de crueldad. Es cierto que todo ello está visto desde un punto de vista apenas veladamente irónico, pero el producto funciona casi siempre, sin rechinar sus tan diversos componentes.
Un principio algo titubeante, aunque ciertamente de impacto (ese pobre moroso martilleado erróneamente por el protagonista, una especie de cobrador del frac sin frac y sin escrúpulos), debido quizá a la bisoñez del novato director Juan Martínez Moreno, da paso sin embargo, gracias a un entonado guión, lleno de hallazgos y buenos diálogos, a una historia trepidante, donde casi nada es lo que parece, salvo los dos protagonistas, un profesional del matonismo y el pipiolo que le cuelgan inopinadamente para que ejerza con él de pigmalión. Correctamente contada, a pesar de cierta falta de seguridad de su novel autor, no sería la misma película sin el trabajo matizadísimo de un Antonio Resines que vuelve a estar espléndido, como ya es habitual en él, acompañado por un estupendo Jordi Vilches que se confirma como uno de los grandes valores de la nueva generación de actores españoles.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Dos tipos duros - by , Sep 10, 2003
3 / 5 stars
Una rara ave