Enrique Colmena

Película: El buen patrón

Ciertamente no parecía previsible que Fernando León de Aranoa nos presentase una comedia, aunque sea negra, como esta El buen patrón. Y no lo parecía porque en la filmografía del circunspecto guionista y director madrileño no abunda precisamente ese género; antes al contrario, su cine está más hecho de dramas, por no decir dramones: Los lunes al sol, Barrio, Princesas, Amador... Pero siempre cabe recordar que en sus inicios como guionista escribió los libretos de comedias como ¡Por fin solos! y Los hombres siempre mienten (sí, no eran precisamente títulos excelsos...), e incluso su primer film como director, la estupenda Familia, era también una comedia entreverada de drama, una dramedia al fin y al cabo.

Así que El buen patrón tampoco le pilla de improviso... La acción se desarrolla en nuestros días, en una innominada comunidad autónoma, donde Julio Blanco, empresario propietario de Balanzas Blanco, negocio que heredó de su padre, se dirige a sus empleados para informarles que en los próximos días recibirán la visita de una comisión del gobierno regional para evaluarlos como empresa candidata a un premio a la excelencia, lo que redundaría en importa ...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Arrabal de senectud: cuando lo imposible es probable (y II). Directores que hicieron cine siendo ya (al menos) octogenarios

Con motivo del estreno de Cry Macho, dirigida, producida e interpretada por Clint Eastwood a sus 91 años, comentábamos en el pasado capítulo de este díptico los directores octogenarios y hasta nonagenarios que seguían en activo en esta tercera década del siglo XXI en la que nos encontramos cuando se escriben estas líneas, y como lo prometido es deuda, vamos ahora a glosar en primer lugar a otros cineastas que, aunque siguen felizmente vivos, sin embargo hace ya algún tiempo que no ruedan, a pesar de lo cual lo hicieron hasta, al menos, los ochenta años. En un segundo punto de esta entrega haremos lo propio con aquellos otros directores que, ya fallecidos, sin embargo prolongaron su carrera cuando eran al menos octogenarios, alguno incluso nonagenario, y hasta un centenario largo.

Esa gozosa prolongación de las filmografías de todos estos cineastas entendemos confirman que, lejos de ser la frontera de los ochenta “tacos” el tiempo de dejar de crear, ahora, con frecuencia, gracias a la longevidad y al razonable mantenimiento de las facultades físicas, mentales y, sobre todo, artísticas de las generaciones que van llegando a la edad provecta, a ese “arrabal de senectud” manriqueño, el cine y la televisión se siguen beneficiando, para nuestro disfrute, de este inmenso caudal de experiencia y creatividad, lo que en otros tiempos hubiera sido literalmente imposible. Pero aquel imposible ahora es probable...


Cineastas vivos que rodaron hasta los ochenta (y más allá...)

El franco-chileno Alejandro Jodorowsky, por supuesto, no es un cineasta al uso: de hecho, el tópico del “artista renacentista” le cuadra como a un guante. Además de director de cine (con films sugestivos y rarísimos como El topo y Santa sangre), motivo por el que viene hoy aquí, es dramaturgo (creador con Topor y Arrabal del “Teatro Pánico”), novelista, actor, director teatral, poeta, ensayista, músico, dibujante de cómics, pintor... y así podríamos seguir con la larguísima lista de disciplinas art&iacu ...
leer más