Película: Las tres caras de Eva

Las tres caras de Eva trata en su argumento un problema puramente psicológico. El film se basa en una historia clínica real, publicada en los Anales Psiquiátricos Norteamericanos, y el propio Nunnally Johnson tuvo que pedir permiso para utilizarla, trasladándola a la pantalla. Debido a esto, pudo incluso insertar situaciones y diálogos auténticos de la paciente, lo que da más verismo a la propia cinta.

También es digno de tenerse en cuenta que en este caso un tema tan interesante había caído en unas buenas manos, más desde el punto de vista guionístico que desde el ángulo de mira de la realización. Se trataba de llegar al alma de una mujer cuya personalidad psíquica, por diversos motivos, se desdobla en tres. Hacía falta, por tanto, un buen guionista para poder dar estos momentos con una gran clarividencia y, al mismo tiempo, también una actriz de gran talla para encarnarlos. Ambas cosas están garantizadas en las personas de Nunnally Johnson y Joan Woodward.

El primero es uno de los guionistas más conocidos de Hollywood, debido a sus trabajos con directores tan importantes como John Ford, Howard Hawks, Fritz Lang y otros. Este prestigio viene también avalado por nombres de guiones de fama internacional como Las uvas de la ira, La ruta del tabaco, El pistolero o La mujer del cuadro.


La segunda es una gran actriz, reconocida por todos por sus excelentes interpretaciones, y que aquí le valió el obtener un Oscar de la Academia de Hollywood. Hacía falta una mujer de un temperamento extraordinario para poder llevar a cabo esta tríada de papeles y hacerse acreedora a esta recompensa, al mismo tiempo que dejar margen para que cada espectador vaya ahondando en este desdoblamiento de personalidad y el enfrentamiento con sus semejantes.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Las tres caras de Eva - by , Dec 01, 2015
3 / 5 stars
Desdoblamiento de personalidad