Película: Atún y chocolate La ruptura del acuerdo pesquero entre España y Marruecos, y su incidencia sobre la población andaluza, no había tenido hasta ahora su película. Esta Atún y chocolate lo trae a primer plano, aunque sea como paisaje de la trama cómica que plantea Pablo Carbonell en su "opera prima" como director, reservándose también el papel protagonista.

En Barbate, pueblo gaditano donde el cierre del caladero marroquí para los pesqueros ha supuesto una auténtica tragedia, al ser la pesca prácticamente el monocultivo económico de la localidad, un pobre hombre, pescador en paro, es requerido para un casorio con todas las de la ley por su mujer, con la que forma una feliz pareja de hecho. Nuestro hombre no tiene, literalmente, donde caerse muerto, así que ideará un plan para conseguir un atún para el convite de boda.

De fondo, el problema de la inmigración magrebí, los "busquimanos" y el paro lacerante de un pueblo sin otro modo de comer que no sea la milenaria pesca; todo ello, desde luego, en tono de comedia. Es cierto que Carbonell, como director, no es precisamente un virtuoso, sino que prefiere la ilustración pura y dura del guión, pero no deja de ser verdad también que la película tiene soltura, cierto ritmo y se deja ver con agrado. No ganará ningún Oscar (ni siquiera un Goya, me temo...), pero por el mero hecho de tratar ya un tema doloroso, el de la ruina de un pueblo por una cuestión política, que no se toca más que en los telediarios (y cuando era actualidad, lo que dejó de ser hace tiempo), ya tiene ganado el cielo de las películas de buenas intenciones que se merecen todo nuestro respeto.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Atún y chocolate - by , May 13, 2004
2 / 5 stars
Pescadores sin pesca