Película: City of Angels Inspirándose en la magnífica Cielo sobre Berlín, de Wim Wenders, el cine comercial norteamericano ha realizado esta (por lo demás esperable) simplificación romántica sobre un ángel que decide hacerse humano por amor. Haciendo hincapié en el aspecto romántico, el impersonal Brad Silberling consigue, al menos, salvar los muebles, porque predeciblemente el empeño podía saldarse con un batacazo de mucho cuidado.

Afortunadamente, City of Angels, sin ser nada del otro jueves, y estar, desde luego, a años luz de la densidad, intensidad y extraordinario lirismo de su antecedente wendersiano, logra ser un producto digno y que no ofende a la sensibilidad del espectador. Con largos tiempos muertos, un poco a la manera del propio Wenders, dando preferencia a los diálogos sobre los efectos especiales (a los que se prestaba, y de qué forma, el tema del filme), se agradece esta historia sobre personas inseguras y sobre, ¡ay!, espíritus también inseguros.

A destacar también algunas ideas fascinantes, como esa playa inmensa tomada literalmente por ángeles vestidos de negro que escuchan motetes al amanecer, antes de comenzar su ingrata tarea diaria. Lástima que un final falsamente feliz doblegue en parte los aciertos de este interesante producto, que habría sido mejor servido por una pareja protagonista menos rutilante pero más apropiada: es difícil contener la carcajada cuando Meg Ryan le dice a Cage: "eres tan hermoso...", y tampoco es fácil creer a la endiosada diva en su personaje de cirujana especializada en cardiología.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

114'

Año de producción

City of Angels - by , Jan 01, 2000
2 / 5 stars
Simplificación romántica