Película: El asesino poeta El director alemán Douglas Sirk es uno de los cineastas clásicos que están siendo profundamente investigados en las últimas décadas, y cuyas obras están siendo justamente reivindicadas como obras maestras del cine, en especial sus melodramas. Películas como "Obsesión", "Sólo el cielo lo sabe", "Escrito sobre el viento", "Interludio de amor" o "Imitación a la vida", son excelentes muestras de un hombre de refinado gusto y de espléndidas y densas historias de el amor, pero también el drama, la venganza, los celos o la violencia cobran un sutil y peculiar sentido específico.
"El asesino poeta" no es una de sus mejores películas. Todavía no había llegado la década de los cincuenta, que es en la que Sirk alcanza la plenitud de su talento, pero tampoco es una cinta despreciable. Se trata de un policiaco, en el que un asesino psicópata se dedica a seleccionar a sus víctimas, siempre jóvenes de muy buen ver, en los anuncios de la prensa. La Policía le tiende una trampa con una chica como cebo. La película tiene un excelente ritmo narrativo y es muy agradable de ver, como todo buen clásico que se precie.
El reparto es ciertamente sugestivo: George Sanders lo encabeza; fue un actor más secundario que protagonista, y componía con frecuencia tipos de cínico que parecían cuadrar bien con su carácter; Lucille Ball tenía aquí una actuación dramática, en contra de lo habitual en ella, que era la comedia; Boris Karloff fue el gran actor por antonomasia del cine de terror, creador del prototipo del monstruo de Frankenstein.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

El asesino poeta - by , Nov 23, 2004
3 / 5 stars
Antes de la plenitud