Película: El sueño de Valentín De Alejandro Agresti hemos visto en España ya algunos títulos que anunciaban su talento para un cierto tipo de comedia diferente: El viento se llevó lo que, que consiguió nada menos que la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián y lo descubrió para el mundo más allá de su Argentina natal, y Una noche con Sabrina Love, estimable aproximación al nacimiento a la sexualidad de un adolescente en los sabios brazos de una hembra perita en hombres.

Con ese notable bagaje revalida ahora tales réditos con esta tierna crónica de un chaval despierto como el hambre, deseoso de cariño, que se gana al público gracias a un pequeño actor, Rodrigo Noya, que es él sólo más de dos tercios del filme; el resto lo pone la sabiduría de una Carmen Maura enorme y una dirección sencilla y funcional que se rinde al servicio absoluto del jovencísimo protagonista.

El sueño de Valentín es, finalmente, una comedia dramática sobre la vida vista a través de los ojos inocentes pero en absoluto ingenuos de un crío al cuidado de su abuela, con madre desaparecida (no por la dictadura, sino por el cabrón del marido), padre irresponsable y una curiosa fauna a su alrededor. Pero es, sobre todo, una historia que reivindica el derecho a querer y a ser querido, sobre todo en los niños, postulando la necesidad de que éstos no tengan que inventarse familias, como el chaval protagonista, sino que sean criados en ellas, sin irresponsabilidades paternas, como en este caso, aunque la reivindicación vale para otros muchos supuestos.

Dirigida por

Género

Duración

115'

Año de producción

El sueño de Valentín - by , Apr 10, 2003
3 / 5 stars
Tierna crónica