Película: Ella siempre dice sí El nombre de Neil Simon está unido a la comedia americana moderna. Autor teatral de renombre, estrena sus obras de Broadway y de inmediato son versionadas para el cine. Entre la larga lista de adaptaciones de sus comedias recordamos "La chica del adiós", "Capítulo dos" y "Hola, Mr. Dugan". La obra de Simon se caracteriza por una cierta crónica costumbrista de los artistas americanos, un indisimulado toque autobiográfico y un conflicto central, generalmente romántico, que hay que soslayar a lo largo de la comedia. Simon adoba todo ello con algunas gotas de dramatismo, y el guiso está servido.
En "Ella siempre dice sí" coincide la habilidad como arquitecto de comedia de Simon con Kim Basinger, una mujer que desde "Nueve semanas y media" se ha constituido en el "sex symbol" de una generación, como antaño lo fueran Rita Hayworth, Ava Gardner o Marilyn Monroe. De esta feliz confluencia surge un producto agradable, que no pasará a ninguna antología del cine, pero relajado y simpático, que destila algunas gotas de ácido humor negro sobre el mundo del Hollywood de los años cincuenta, y que nos devuelva el placer de escuchar unos diálogos bien construidos y ocurrentes, algo que en el cine de hoy se hace tanto de menos.
El director, el ignoto Jerry Rees, hace un trabajo aseado, aplicado, profesional: habrá que seguirle la pista, porque ésas son virtudes cada vez más escasas en el cine USA de ahora. Por supuesto que el argumento es más bien improbable, por no decir imposible: el heredero de un imperio montado sobre la fabricación de pasta de dientes se va a casar con la hija de un magnate de la industria cinematográfica. Curiosamente, la productora, Hollywood Pictures, es una filial de Walt Disney, y ese personaje parece perversamente inspirado en el "paterfamilias" de los dibujos animados... En la despedida de soltero conoce a una mujer despampanante, amiga de un gánster, y antes de chasquear los dedos se encuentra casado con ella. No será la última vez que suceda un hecho tal en la película, invariablemente siempre con los mismos protagonistas.
Una última nota, no por ello menos importante; este mundo sigue siendo de los hombres: a pesar de que la estrella sea Basinger, el punto de vista es permanentemente el del macho; ella es la otra, que, como en la copla, a nada tiene derecho, aunque en este caso sí lleve un anillo, concretamente con cuatro fechas por dentro...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Ella siempre dice sí - by , Aug 27, 2001
2 / 5 stars
Un anillo con cuatro fechas por dentro