Película: Iron Man 3

Cuando una serie da sus frutos hay que seguir con ella, como así ha sido con los capítulos precedentes de Iron Man (1.000 millones de dólares), Iron Man 2 (1.500 millones de dólares), basados en el cómic de Marvel creado por Stan Lee en mayo de 1968, como representante de los valores conservadores de la sociedad norteamericana.


De nuevo el brillante empresario e irónico play boy Tony Stark se enfrenta a un enemigo poderoso, un terrorista que se llama El Mandarín que amenaza al Presidente de los Estados Unidos y lo que éste representa, usando sus propios inventos y los de la organización AIM dirigida por Aldrich Killian. Iron Man tiene que salir a su encuentro para evitar que mate a las personas que más quiere, contando con la ayuda del Coronel James Rhodes y de su amada Pepper Potts, con la que vive ya en su mansión de Malibú.


Los guionistas han unido dos historias, la del Mandarín y la del suero Extremis que perfecciona biológicamente a los seres humanos dotándolos de una fuerza sobrenatural. Stark no será esta vez el único que tenga superpoderes y a veces se verá sin ellos, sin sus juguetes, por lo que tendrá que actuar con inteligencia y astucia para recuperarlos, vencer al malvado de turno y equilibrar su relación amorosa.


Jon Favreau, que fue el director de las dos primeras entregas, a pesar del éxito logrado con ellas, se ha reservado estar en la tercera sólo como actor, en el personaje del chófer y guardaespaldas Happy Hogan.


Su relevo en la dirección lo ha tomado Shane Black, guionista veterano, que es autor entre otros de los de Arma letal (1987), El último Boy Scout (1991) y El último gran héroe (1993), y debutó en la dirección con la divertida Kiss Kiss, Bang Bang (2005), siendo éste su único largometraje, por lo que Iron Man 3 es la segunda vez que se pone tras las cámaras y de nuevo tiene a sus órdenes a Robert Downey Jr., ambos habituales del cine de acción. Black continúa la línea marcada por Favreau en los dos primeros capítulos, con escenas de acción, secuencias espectaculares y los fuegos artificiales al final, que no podían faltar.


Esta vez el guion tiene lagunas, está deshilachado, su narrativa es irregular por tener que unir las dos historias y en ciertos momentos flaquea, aunque también tiene a su favor una mayor humanización del personaje y las entrañables escenas con el pequeño que le ayuda cuando más falta le hace, sin caer en sentimentalismos. El final da idea de que pueda ser la última de la serie, pero todo será cuestión de que la taquilla responda de nuevo.


El film no decepciona a los públicos seguidores de la serie y admiradores del héroe de hierro, una vez más encarnado por un Robert Downey Jr. más centrado, habiendo dejado atrás su personal y oscuro pasado, junto a la eficaz Gwyneth Paltrow y al oscarizado Ben Kingsley en el histriónico personaje del Mandarín, y un convincente malvado encarnado por Guy Pearce.


 


Iron Man 3 - by , May 06, 2018
2 / 5 stars
Ante el peligro y sin armadura