Película: Jóvenes prodigiosos Curtis Hanson, que concitara cierta atención con la fallida pero curiosa Falso testigo, en la que homenajeaba/plagiaba (táchese lo que no proceda) a Hitchcock sin muchos escrúpulos, no conseguiría otra obra interesante hasta La mano que mece la cuna, más bien tramposa, pero ciertamente efectiva, aproximación al subgénero de los "intrusos", que tanto predicamento ha tenido durante la década de los noventa.

Con L.A. Confidential pasó a mayores, con una vigorosa adaptación de un relato negro de tintes clásicos pero "aggiornado" en temas y estilo. Sin embargo, con Jóvenes prodigiosos parece que Hanson quisiera dar el salto del género criminal, en el que hasta ahora se había manejado, al drama más o menos generacional y con coartada intelectual, con escritor con el síndrome de la página en blanco, una muy revuelta vida sentimental y un joven de talento precoz que se mete inopinadamente en su vida. Recuerda por momentos el tono del filme, salvando las distancias, a las novelas existencialistas de John Dos Passos, o a un Henry Miller descafeinado y asexuado, pero Hanson, lejos de conseguir el producto adulto e inteligente que parecía perseguir, se queda en un relato amorfo, con diálogos de besugos, varias líneas argumentales, a cual menos atractiva, y una sospechosa moraleja que parece vaticinar lo que nos espera en el futuro cuatrienio con George W. Bush en la Casa Blanca.

Michael Douglas parece despistado, como si no supiera a ciencia cierta de qué va su personaje; Frances McDormand está muy por debajo de lo que en ella es habitual, y el joven Tobey Maguire, al que admiramos por su frescura en otros filmes, aquí está envarado y sin mucha convicción. Y es que decir sandeces en vez de diálogos debe ser muy duro...

Dirigida por

Género

Duración

120'

Año de producción

Jóvenes prodigiosos - by , Jan 01, 2000
0 / 5 stars
Cultureta a la americana