Película: La ciudad de los fantasmas La Historia del Cine, en su siglo y pico de existencia, tiene sobradamente demostrado que el talento no necesariamente es polivalente; dicen que el Alfonso Guerra de sus buenos tiempos, cuando tenía mando en plaza, afirmaba aquello tan sandunguero de "tó el mundo vale pa tó", pero filmes como éste evidencian justo lo contrario. Matt Dillon es un actor sobrio, capaz de interiorizar espléndidamente complejos papeles como los que atinadamente compuso para La ley de la calle o Drugstore Cowboy, pero cuando se ha puesto detrás de la cámara para dirigir su primera película, ha venido a dar la razón al dicho español de "zapatero, a tus zapatos". La ciudad de los fantasmas es un aburrido cruce entre el thriller y el drama generacional, con yanqui timador de medio pelo que huye a Camboya, donde su relación con el que cree es su padre, a la vez que jefe de los estafadores, estará constantemente torpedeada por las turbias relaciones del oculto progenitor con mafias rusas y camboyanas, además de, cómo no, tener su correspondiente historia de amor, para la ocasión con una arqueóloga y restauradora de edificios que no se sabe muy bien qué pinta allí. Pero el guión es penoso, la realización de Dillon carece de brío y personalidad, e incluso bazas seguras como la interpretación del propio director o de un actor tan veterano y sereno como James Caan, fallan estrepitosamente: envarados, diciendo sus diálogos sin convicción, moviéndose como actores de primer curso de teatro... Un desastre, del que ni siquiera lo salva los paisajes de una Camboya desaprovechada, un mero telón de fondo donde asuntos lacerantes como los campos alevosamente minados son desperdiciados sistemáticamente.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

La ciudad de los fantasmas - by , Jan 09, 2003
0 / 5 stars
Zapatero, a tus zapatos