Película: La comuna

Afortunadamente el sobrevalorado movimiento Dogma 95, que tanto daño hizo al Séptimo Arte, ya hace tiempo que no se practica en el cine danés. Han llegado directores que han hecho un cine más tradicional y con temáticas interesantes que vuelven a poner a su cinematografía en el candelero, pero en este caso para bien. Ambientada en Dinamarca en el año 1975, narra la historia de Erik,  un profesor de Arquitectura que hereda, a la muerte de su padre, el viejo caserón en el que vivió en su infancia, que visita tras muchos años en compañía de su esposa Anna, presentadora de televisión, y de su adolescente hija Freja. Debido a sus grandes dimensiones y al elevado coste de mantenimiento de la casa, y pese a las reticencias iniciales de Erik, deciden compartirla e invitar a vivir con ellos a unos amigos para hacer frente a los gastos y así una docena de ellos se instalan allí para vivir juntos, experimentar un modo de vida diferente y descubrir las peculiaridades de la vida colectiva.

En esta improvisada comuna, en la que todos cuidan de todos, se darán cuenta de que han logrado desterrar la monotonía y el frágil equilibrio de su matrimonio. Con ello esperan alejar el aburrimiento que ha empezado a infiltrarse en la pareja. Se toman decisiones en común, se habla de todo y se discrepa en mayor o menor grado, pero también se practica la solidaridad y la tolerancia. Las buenas intenciones y el libertinaje de aquellos años se muestran en los habitantes de la mansión.

El equilibrio amenaza con romperse cuando Erik se enamora de Emma, una alumna suya de 24 años, que se traslada a vivir a la casa, sorprendentemente con el consentimiento de Anna y de los demás. Los habitantes se encuentran divididos entre sus deseos personales y los valores generales de la comunidad. El film es una sucesión de decisiones de las personas de la comuna que se alejan un poco de la realidad de la vida de la Dinamarca de los 70.

El danés Thomas Vinterberg, director de Celebración (1998) y La caza (2012), se basa en sus experiencias, ya que pasó en una comuna desde los 7 hasta los 19 años, por lo que es un proyecto muy personal. Usa una narración sobria y formal para hablar de unos personajes que quieren afrontar de manera adulta y natural los continuos cambios en sus relaciones familiares con algunos momentos de felicidad.

Vinterberg nos ofrece una historia en la que aborda temas como los aspectos sociales, la familia, el modo de vida en comunidad, el amor, los conceptos de propiedad privada y común, los sentimientos amorosos, la infidelidad tolerada y la elección que debemos hacer en momentos cruciales de nuestra vida.

El guion, que se basa en la obra teatral de igual título de Thomas Vinterberg y Mogens Rukov, disimula su origen escénico, pero no acaba de definir bien a los personajes ni sus comportamientos. Para escribirlo contó de nuevo con Tobias Lindholm, que ya había hecho con él los de Submarino (2010) y La caza (2012).

La historia va derivando hacia el triángulo romántico en el que acaba por centrarse y la actitud que provoca la relación entre ellos. Apunta demasiadas cosas pero la vida en comunidad y la convivencia no está bien desarrollada y no reflexiona en torno a las diferentes formas de familias. Compartir la vida cotidiana es fácil, lo que no lo es tanto son los sentimientos.

Muy bien la veterana Trine Dyrholm como Anna, justamente premiada en Berlín, y Ulrich Thomsen como Erik, mientras los demás conforman una especie de dramático coro clásico.

Película sencilla, correcta, sin grandes pretensiones, con diálogos nada pretenciosos, con toques de humor en una comunidad y el dolor que les produce cuando uno de ellos muere y dos miembros se separan. Entretiene pero no es redonda, aunque no deja indiferente.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

107'

Año de producción

Trailer

La comuna - by , Dec 27, 2016
2 / 5 stars
La infidelidad en un matrimonio