Película: La isla Es curioso como el cine bebe constantemente de la actualidad: aquí el tema recurrente es el de la posibilidad de que se puedan clonar seres humanos con el único fin de servir de almacen de órganos para sus originales. Tras ello está, desde luego el grave asunto de la experimentación con células madre y la clonación de seres vivos, desde la iniciática oveja Dolly hasta el perro recientemente duplicado.

Pero, como era de esperar, no hay profundización en el tema, ni en sus impliciones morales y científicas, sino una excusa para montar un, eso sí, bien armado filme de acción, como no podía ser de otra forma en Michael Bay, el director de películas tales como La Roca, Armageddon y Pearl Harbor, un cineasta perito en ese género, que domina como pocos, pero que en las escenas más dramáticas resulta mediocre y estandarizado. De esta forma se pierde la ocasión de ahondar en la relación entre los protagonistas, dos clones horrorizados cuando se enteran que son poco más que un depósito de vísceras para sus dueños, pero que tienen tanta (o más...) capacidad humana que sus originales.

Hay un cierto tono de filme futurista con superorganización que se pasa por el forro las leyes y no digamos los derechos humanos, pero parece más bien una cuestión de estética que otra cosa. De esta forma, lo que sí brilla con luz propia son las excelentes escenas de acción, como la espléndida que se desarrolla en la autopista, con el trayler arrojando paulatinamente su contundente carga de ejes de hierro, con las espectaculares consecuencias que se pueden imaginar. Más forzada es la escena de la caída del logo desde el costado del rascacielos, con los protagonistas dentro, demasiado inverosímil para ser creíble. Total, que no hay progresión dramática ni perfil de personajes, el tema es actual pero no está demasiado bien desarrollado y el resultado confirma lo previsto: reservado para amantes del cine de acción que no sean demasiado exquisitos...

Dirigida por

Nacionalidad

Duración

135'

Año de producción

La isla - by , Aug 11, 2005
1 / 5 stars
Previsiblemente superficial