Película: La red Se ha dicho por activa y por pasiva que la estrella de La red es Sandra Bullock, la inocente conductora del autobús de Speed, taquillera del metro en Mientras dormías y policía futurista en Demolition Man. Pero no es cierto; la auténtica estrella es Internet, la red informática que gobierna medio mundo (y el otro medio porque aún no está cableado; cabreado sí, pero ése es otro tema).

Porque La red plantea su trama pivotando claramente sobre el creciente poder que la informática de la última generación, encadenada a Internet, tiene sobre el ciudadano de a pie, hasta el punto de que, en manos inescrupulosas, puede suponer una demoledora maquinaria de hacer fechorías; aún más, Internet se ha convertido en el tótem, el nuevo dios al que toda una pléyade de ciber-onanistas rinde culto.

En pocas palabras, esta tercera película del en otro tiempo solo productor, Irwin Winkler, demuestra varias cosas: una, que ha aprendido a hacer cine de forma solvente, ya que no personal; dos, que homenajeando a Hitchcock (los fantasmas de El hombre que sabía demasiado y Falso culpable, entre otros, se pasean por la película) y aún sin llegarle a la suela de los zapatos, se consiguen apreciables cotas de suspense; y tres, que se puede hacer un entretenimiento agradable como éste, sin por ello tratar al público como un memo. Y eso que, aparte de Internet Superstar y de Bullock, el resto de estrellas son de auténtico saldo; habrán tenido que pagar mucho a los ordenadores..

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

La red - by , Aug 27, 2001
2 / 5 stars
Internet Superstar