Película: Ni a favor ni en contra (sino todo lo contrario) Igual que Bertrand Duguesclin se lavó farisaicamente las manos con el famoso "ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor", la protagonista de este thriller parece hacer otro tanto: me contratan para filmar un atraco, un testigo tecnológico privilegiado (por cierto, no se aclara por qué un caco podría querer grabar su propio crimen, como no sea que el narcisismo le rebose...), pero a la hora de la verdad me implico hasta las cejas. Ésa es, también, la trampa de esta amoral historia con banda de delincuentes, por la que el director, en contra de lo que dice el título del filme, toma partido enseguida: se nos presentan como personajes positivos, macarras con clase, que ganan dinero con facilidad por la pura fuerza de las armas y desprecian el esfuerzo diario de la gente que, de verdad, construye un país: bonita apología de la delincuencia, en una película cuyo público por excelencia es nada menos que la juventud. Como diría Forges, "stupendo"...
Es evidente que el cine no es una escuela de moral, pero tampoco puede ser, "a sensu contrario", un espejo deformante y envilecedor que construya un aberrante monumento a la delincuencia y encumbre a la periodista protagonista hasta hacerla llegar al paraíso de la riqueza por la fácil senda de tirar de gatillo. Aparte de estas consideraciones morales, Cédric Klapisch, al que le iba mejor la comedia ácida que cultivó en, por ejemplo, "Como en las mejores familias", filma con su proverbial solvencia; pero tampoco eso le libra de un bajón de ritmo a mitad de metraje que más que bache es un socavón. Además, en casos como éste, el hecho de que esté bien filmada una película, o no, debe traernos al fresco: y es que con las cosas de comer no se juega...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Ni a favor ni en contra (sino todo lo contrario) - by , Jun 09, 2004
1 / 5 stars
Duguesclin, atracadora