Película: Perdido por perdido El cine argentino, contra toda esperanza, sigue ofreciendo buenas películas. A España arriban con cuentagotas, y además, dada la precaria situación de la industria cinematográfica porteña, que produce un número muy reducido de largometrajes, es un auténtico milagro que alguno llegue a nuestras pantallas. Tiene que ocurrir el prodigio del inesperado éxito comercial de una estupenda película como Un lugar en el mundo para que los distribuidores españoles se arriesguen a traer otro filme de aquella nacionalidad, y eso siempre y cuando esté avalado, como ocurre con esta Perdido por perdido, por la realización del coguionista de aquella película de Adolfo Aristaráin. Tiene la cinta varios puntos de interés y algunas flaquezas. Entre los primeros, la firme construcción de un guión sin flecos, adecuadamente estructurado, que lleva a los personajes de la mano hasta embocarlos en un callejón sin salida del que habrán de escapar de forma harto heterodoxa; también la pintura de una situación crítica como la que sigue viviendo la sociedad argentina, que aboca a gente honesta como la pareja protagonista a prestarse, mal que bien, a asuntos sucios para intentar meramente sobrevivir; la propia ubicación del filme en la genuina línea autóctona del cine negro argentino es un acierto, como heredero de filmes como Tiempo de revancha o Últimos días de la víctima, un cine que reivindica, junto con su faceta de policiaco neto, la denuncia de lacras sociales. Por contra, los puntos negros de Perdido por perdido vienen dados fundamentalmente por la inexperiencia de su director, Alberto Lecchi, que se estrena en la realización, adoleciendo a ráfagas de cierta caída en el pulso narrativo y de premiosidad para resolver algunas situaciones. Pero, con todo, lo que queda es una obra hermosa y sincera, un durísimo alegato contra la gansterización del tejido empresarial en la República Argentina, el impune hamponismo que se ha enseñoreado del país, y la peripecia vital de una pareja que se verá forzada a apostar su propia vida en este envite siniestro

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Perdido por perdido - by , Feb 21, 2001
3 / 5 stars
Un envite siniestro