Película: Perros de paja (2011)

Debemos decir que se hacen remakes que son innecesarios porque generalmente no mejoran el original. En ocasiones se desean justificar porque es una forma de dar a conocer esa historia a los jóvenes actuales. Eso en otras épocas se hacía con las reposiciones de notables obras. Pero hoy en día están en los videoclubs, las filmotecas, las televisiones, en las páginas de internet y se pueden ver cuando se quiera.


En el caso que comentamos, admitiendo el hecho del remake, es inevitable que se compare con la película de Sam Peckinpah de 1971 que al igual que ésta se basaba en la novela The siege of trencher's farm, escrita por Gordon Williams, cuyo título hacía alusión a un texto chino que compara la condición humana con una vieja ceremonia del perro de paja que se utilizaba como ofrenda a los dioses que eran bien tratados, pero una vez usados se destruían de forma violenta.


La actual versión del director israelí Rod Lurie sigue el mismo esquema que la otra y utiliza el guion de aquella, pero se basa más en el libro y modifica algunos hechos que no influyen en el devenir de la historia, como trasladarla de un pueblo de Inglaterra en la década de los 70 a uno del sur de Mississippi. Si en aquella época los habitantes estaban influenciados por la guerra de Vietnam, aquí lo están por la violencia, el racismo, el sexo, el machismo, el deporte, la caza y la venganza.


El protagonista, David Sumner, es un guionista que trabaja en Hollywood (en la de Peckinpah era un matemático) que se va a un pueblo de apariencia tranquila con Amy, su mujer, que actúa en una serie televisiva, para escribir un guion sobre la Segunda Guerra Mundial. Para reformar la casa, propiedad de los padres de ella, contrata a una cuadrilla a cuyo frente está Charlie, un ex-novio que continua sintiéndose atraído por Amy. La desaparición de la hija del entrenador del equipo de fútbol americano local originará un estallido de fuerte violencia y la masacre final.


La versión de Sam Peckinpah fue mutilada en dos escenas de tipo sexual como era propio de la época, la exhibición de Amy en la ventana y su violación que duraba unos diez minutos, lo que era entendible para la tragedia final. Esta no ha sufrido esos cortes, ya que la escena de la violación es más breve y sin mostrar excesiva violencia, pero sí hay una cierta ambigüedad en el personaje de ella. Mientras que en aquella había una tensión nerviosa de aspecto sexual entre los componentes de la cuadrilla de trabajadores y la pareja, aquí las diferencias son debidas al trato entre ambos, ya que a David lo tienen por un intelectual que piensan mira con desdén a los paletos del pueblo y se burlan de él en todo momento de su comportamiento educado y cosmopolita, por ejemplo en la secuencia de la caza, haciendo la relación verdaderamente insostenible e irreconciliable.


James Marsden da bien el tipo del escritor, del intelectual más listo que los asediadores, posiblemente acostumbrado a la violencia de las cintas de Hollywood y consigue recursos para hacerles frente a pesar de su debilidad física aparente, que no mental. Kate Bosworth tal vez no ofrezca la sexualidad de Susan George pero cumple bien con su personaje.


Este film, visto sin compararlo con el original, no está mal, adapta de manera aceptable el buen texto original y le saca partido a las situaciones, aunque la secuencia final sea algo confusa en su puesta en escena, estaba más clara en la de Peckinpah, pero el resto de la narración fluye bien y está correctamente rodada. Si los enfrentamos sale perdiendo sin lugar a dudas.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Trailer

Perros de paja (2011) - by , Mar 21, 2016
2 / 5 stars
Guionista sin salida