Película: Tango Che, Carlos, maestro, por favor, dejate de milongas. Veo tu Tango y me pregunto dónde estará el macanudo autor de La prima Ángelica o, por no irme tan lejos, el vibrante artífice de Flamenco o Sevillanas. Mirá que sos boludo: habías encontrado una clave hermosa y serena para reflejar el musical, en esos dos bellos filmes, y la arrojás por la borda...

Y mirá que tenés todos los ases en la bocamanga: la mágica luz de Vittorio Storaro, la sobrenatural música de Lalo Schifrin, el baile alado de Julio Bocca... pero, pelotudo, no sos capaz de comprender, como tantas veces te hemos dicho la canallesca, que tenés que contar con un libretista que te controle en los guiones; vos sos un director pistonudo, tenés magníficas ideas, pero hacete falta alguien que te encauce, te oriente cuando te desnortás, como en esta hermosa película cuando te limitás a mostrarnos bellísimos números musicales, pero tan vacía cuando (¡che, sos la leche!) te empeñás en contarnos historias de amor que suenan a archirrepetidas, cuando girás bruscamente en medio del filme en busca de una denuncia de la dictadura, cuando proponés, en una dudosa pirueta final, una pavada en forma de guiño brechtiano, casi un remedo del actual subgénero de "nada es lo que parece".

Tenías que buscar quilombo, no podías hacer un musical puro y duro, sino que tenías que dar "tu" visión de la Argentina de los últimos veinticinco años. No te bastaba con apabullarnos con los tangos y quisiste, maestro, darnos una lección de amor y de historia. Pudiste ahorrártela, pibe; todos habríamos salido ganando. Chau...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Tango - by , Jan 01, 2000
1 / 5 stars
¡Dejate de milongas!