Película: Besos para todos

A la vista de esta comedia romántica que responde al conformista y ramplón título de Besos para todos, habría que preguntarse dónde está el agudo autor de El desencanto, dónde el cineasta sensible y nostálgico de A un dios desconocido, dónde el inclasificable creador de Dedicatoria y El río de oro.


Aunque parte de una idea sugerente, con unos universitarios en el Cádiz de 1965 que descubren el sexo (e incluso el amor) con unas putillas de cabaré, Chávarri y sus guionistas no sacan partido de la situación, quedando el paisaje de la hermosa capital gaditana durante el franquismo como un escenario desvaído, en el que apenas unos figurones (ese gobernador civil de opereta que parece más un payaso que un atemorizador ogro, ese inspector de policía sólo preocupado porque no le "pisen" la barragana) dan una pincelada remota de lo que fue aquel régimen represor y castrante.


La historia de amor es sosa, con el sempiterno adolescente deslumbrado por la jaquetona hecha y derecha, perita en hombres y en sexo, y las evanescentes líneas argumentales paralelas avanzan entrecortadamente, de forma pulcra pero sin pasión ni convicción alguna. Algún destello del cineasta de raza que alguna vez fue Chávarri, más la atinada composición de una Emma Suárez que todo lo hace bien (no así Eloy Azorín, que sólo aporta su presencia de querubín élfico, pero que está más "crudo" que el pan sin hornear...), conforman el escaso bagaje de esta comedia romántica sin fuelle, que desperdicia lamentablemente un tema y una situación histórica a la que podría habérsele sacado mucho mas partido.


 


Besos para todos - by , Jun 27, 2017
1 / 5 stars
Sin fuelle