Película: Cellular Hay ocasiones en las que un buen guión, o al menos una buena historia, puede salvar otras carencias. He aquí un caso: el director de este filme, David R. Ellis, es un "stunt", un especialista en doblar escenas de acción, con una larguísima carrera como tal, que derivó hace tiempo a dirigir las segundas unidades de algunas de las películas en las que intervenía. Como una cosa lleva a la otra, terminó dirigiendo él mismo algunos filmes, no precisamente distinguidos, como Destino final 2.

Pero Ellis ha tenido la suerte de que se le encargara la realización de una historia de Larry Cohen, uno de los mejores guionistas del cine y la televisión de intriga y de terror de los últimos treinta años en Estados Unidos, un nombre que va unido como autor a series televisivas imperecederas como El fugitivo, Los invasores, Columbo o, más recientemente, Policías de Nueva York, seriales modélicos que nos recuerdan que la llamada caja tonta sirve para mucho más que para vomitar telebasura... Cohen es, además, el director de un pequeño clásico del cine de terror, Estoy vivo. Pues en esta Cellular ha imaginado una historia ciertamente rocambolesca, pero que funciona: una mujer es secuestrada por una banda de hombres sin escrúpulos, que pretenden recuperar algo (que no destriparemos, lógicamente). La mujer consigue entablar una precaria conversación telefónica con un jovenzuelo hedonista e inmaduro, quien poco a poco se implicará en su drama hasta llegar a intentar su rescate.

Afortunadamente, el director se ha limitado a poner su oficio, sin intentar dar su nota de "autor" (que, por lo demás, parece claro que no tiene), con lo que el resultado es una estimulante historia de intriga y suspense, bien dosificado y llevando vertiginosamente de la mano al espectador, que termina implicándose en esta historia ciertamente bastante increíble, pero qué película de Hitchcock no era inverosímil... (y no estoy comparando obras maestras como Vértigo, Con la muerte en los talones o Psicosis con este resultón suspense). Además, hay incluso lecturas secundarias interesantes: el chico indolente y egoísta tendrá que volcarse, incluso con riesgo físico, en esta prueba de madurez que supone sentirse implicado con el prójimo, ayudar en una situación de extrema necesidad; tampoco está nada mal el ejemplo del policía honesto, un hombre cuyo sueño es establecer un balneario (o una peluquería, no queda claro...) pero que se fajará como los buenos contra los polis corruptos; tampoco es desdeñable el satírico retrato que hace de los abogados USA, de los que dicen las malas lenguas que están en un estrato inferior al de las putas en la consideración social. En resumen, un agradable filme que, aunque no entre en ninguna historia del cine, sí que supone un producto bien hecho, que cumple perfectamente su objetivo (angustiar sin truculencias al espectador y darle algunos motivos de reflexión) y con el que, desde luego, nadie se aburrirá. Basinger está perfecta como la mujer aterrorizada pero resuelta a salvar a su familia.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Cellular - by , Nov 18, 2004
3 / 5 stars
Lo que importa es la historia