Película: Conexión Marsella

En la década de los años setenta el cine policiaco francés, el llamado polar, alcanzó su cumbre gracias a los directores que pusieron las bases que le distinguían del que hacía el cine americano. Ahora se añade un recién llegado que hace su segundo título con Conexión Marsella (2014), en torno a una sociedad corrupta y amoral.

Basada en una historia real, ambientada en 1975, cuenta la llegada del magistrado Pierre Michel a la ciudad de Marsella, donde pasa de ser Juez de Menores a combatir el Crimen Organizado para ayudar a la lucha contra el tráfico de droga, con el objetivo de desactivar la famosa French Connection, una operación de la mafia que se dedicaba a exportar heroína a todo el mundo y sobre todo al mercado americano. Un tráfico que duró unos cuarenta años. Este tema ya fue tratado en French Connection (1971) por William Friedkin, con Gene Hackman y Fernando Rey.

Sin escuchar las advertencias, Michel emprendió una cruzada que duró desde 1977 a 1981 contra Gaëtan Zampa, el jefe de la mafia, un hombre sin escrúpulos, dispuesto a mantener su estatus y su negocio ilegal a base de ejercer la corrupción, incluida la policía. Pronto el magistrado entenderá que para obtener resultados deberá cambiar sus métodos para vencer, pero es un hombre que estaba convencido de poder hacer cumplir la ley, a pesar de lo que cueste, con toda la honradez del mundo. Así, cuando en una ocasión intentan sobornarle, toma el dinero y lo entrega a una institución benéfica para demostrarle a ese mundo corrupto que no había posibilidad de comprarle y lo publica en todos los periódicos. Ese empeño en ejercer la justicia, en llevar a cabo su deber muy a pesar de que sus superiores, está a punto de costarle su matrimonio, ya que su esposa vive con miedo de lo que le pueda pasar a su marido.

Esta película no sigue las normas del policiaco actual en el que priva la acción y a pesar de su largo metraje no decae el ritmo dado a sus imágenes, que mantienen el suspense al mostrar la investigación con tesón y el interés no se resiente, ya que el espectador desea saber cómo se realiza y los métodos que emplea la policía en hacer cumplir la ley y los delincuentes para burlarla, en este retrato violento y amoral del crimen organizado en el país francés.

Tiene unos sólidos actores con unas estupendas interpretaciones en Jean Dujardin, que hace una actuación muy creíble, frente a Gilles Lellouche en el despiadado capo de la droga Zapa, que sostienen ambos todo el film cuya batuta está a cargo del director marsellés Cédric Jimenez, que sigue la tradición del cine policiaco francés de los grandes directores galos de este género, a pesar de que hace su primer largometraje en solitario tras debutar junto a Arnaud Duprey con Aux yeux de tous (2012), que no se vio en España.

La banda sonora ilustra con canciones conocidas de la época la buena ambientación lograda de aquellos años.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

135'

Año de producción

Trailer

Conexión Marsella - by , Dec 08, 2015
3 / 5 stars
Un polar francés clásico