Película: Cuando todo esté en orden He aquí un filme que, con toda seguridad, no tendrá éxito de público, pero que merecería tenerlo. Y no es que sea una película exquisita, de ésas que a los cinéfilos nos encantan, con diversos niveles de interpretación, claves, símbolos, creatividad visual... Al contrario, es una obra más bien tosca, dirigida con oficio pero sin "artisteces" (perdón por el palabro) por un cineasta gris cuyo anterior y única película, Manos de seda, lo acreditaba como un director ramplón y escasamente dotado.

Sin embargo, en este Cuando todo esté en orden Herrada ha sabido adaptarse a un guión sencillo pero bien construido, original de Carlos Pérez Merinero e Ion Arreche, sobre un tema universal, el conflicto generacional, y cómo llegar a la reconciliación a través del esfuerzo, el tesón, la voluntad de reencontrarse con los seres amados. Hermosa en su modestia, con frecuencia cuasi "naïf" pero por ello tan reconfortante, este sencillo, simplicísimo filme regeneracionista resulta ser una obra agradable en su amargura, simpática a fuer de falta de pretensiones y, sin embargo, de una hondura moral incuestionable: ese padre que ha premeditadamente olvidado a su hijo drogadicto que tanto le ha hecho sufrir, ese hijo pródigo que, contra toda esperanza y con un esfuerzo ímprobo consigue escapar del infierno de la droga para redimirse y reencontrarse con su padre, con su hija, con su ex mujer, con sus amigos, para enderezar a duras penas una vida precozmente echada a perder, conforman un valioso retablo sobre la redención humana y la posibilidad de recobrar la dignidad como persona, como ser amado, amable y amante.

Rodada en Sevilla y alrededores, es una película ambientada en Andalucía pero que podría estar situada en cualquier otro lugar; echamos en falta un acento andaluz, tan lógico en estos lares, pero es un defecto que se le perdona..

Cuando todo esté en orden - by , May 23, 2002
3 / 5 stars
Tosco, hermoso melodrama