Película: De aquí a la eternidad

Fred Zinnemann fue un estimable director de origen austríaco, que se afincó en Estados Unidos desde principios de los años treinta, cuando contaba poco más de veinticinco años. Recorrió todos los escalones de la industria de Hollywood, desde extra hasta dirigir sus propias películas. Su mejor etapa quizá fue la de los años cincuenta, en la que enlazó varios títulos de éxito, tanto en su aspecto comercial como crítico, con films como Hombres (1950), que supuso el lanzamiento de Marlon Brando, el western Solo ante el peligro (1952), que cimentó aún más el ya enorme prestigio de Gary Cooper, De aquí a la eternidad (1953), vigoroso drama romántico de corte militar, y el optimista musical Oklahoma (1955), ambientado en un Far West lleno de colorido.

Posteriormente alcanzaría puntualmente el éxito en algunas producciones, como el drama histórico Un hombre para la eternidad (1966), sobre el enfrentamiento de Tomás Moro con Enrique VIII, el thriller político-policíaco Chacal (1973), y el drama basado en una obra de Lillian Hellman Julia (1977), con dos divas como Jane Fonda y Vanessa Redgrave.

De aquí a la eternidad fue uno de sus títulos más populares. Ambientado en 1941, poco antes del ataque japonés a la base de Pearl Harbor, que desencadenó la entrada en la Segunda Guerra Mundial de Estados Unidos, hasta entonces remisa a hacerlo, cuenta la historia de Prewitt, un soldado que llega a su nuevo destino, la base militar de Hawai, donde será presionado por el capitán Holmes y sus lacayos hasta extremos intolerables para que se enrole en el equipo de boxeo, disciplina en la que es un consumado maestro, a lo que este se niega por haber dejado ciego a un compañero en su anterior destino en un combate. Por su parte, su sargento, Warden, inicia una relación secreta con Karen, la esposa del capitán, que tiene un acuerdo con su marido, cansada de sus infidelidades, por el que no mantienen relación conyugal alguna, a cambio de que ella no se oponga a los amoríos de él...

Burt Lancaster y Deborah Kerr componen la mítica pareja de la famosa escena de la playa, en la que una fuerte ola los cubre arrebatadamente mientras ambos se besan con pasión tumbados sobre la arena, en traje de baño, una escena que en su momento se tomó, no sin razón, como un simbólico aunque demasiado explícito coito con todos sus avíos. Cualquiera que sea la interpretación que se le dé a la escena, esta sigue teniendo una fuerza y un erotismo ejemplares, tantos años después de su realización. El conjunto de la película sigue siendo muy sólido, si bien la primera parta resulta más interesante, más atractiva que la segunda, cuando han de resolverse los conflictos planteados, no siempre a la misma altura inicial. Además de Lancaster y Kerr, brilla entre los actores un Montgomery Clift que resulta muy adecuado para su personaje, un hombre obsesionado con no volver a hacer daño, al que el Poder, ese canalla, acosa incesantemente para que actúe al dictado de sus intereses.

La película ganó un total de 8 Oscar, de los 13 a los que estaba nominada. Entre los premios conseguidos destacan los de Mejor Película, Director y Guión Adaptado, así como los de Actor y Actriz Secundarios, para unos estupendos Frank Sinatra y Donna Reed.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

De aquí a la eternidad - by , Aug 26, 2018
3 / 5 stars
Antes de Pearl Harbor