Película: Envidia Barry Levinson es un cineasta tirando a soso, cuyo cine casi nunca descuella. Ha transitado por todos los géneros, desde el drama de "Rain Man" (quizá su mejor película) a la ciencia ficción (con la infumable "Esfera"), pasando por thriller eróticos ("Acoso", que era patética en su inverosimilitud) o biopics directamente espantosos (por ejemplo, "Bugsy"). Lo cierto es que su mejor cine lo ha hecho siempre dentro del drama, como la citada "Rain Man" y también "Avalon". En comedia estaba prácticamente inédito, y, a la vista de este "Envidia", está claro que no es el género que mejor se le da. Y no es que no tenga algunas virtudes: el sordo crecimiento en el coprotagonista de ese sentimiento, tan humano pero tan jodido, está dado con cierta credibilidad, si bien la historia es, literalmente, una marcianada: dos amigos íntimos; uno de ellos inventa un producto que hace que las cacas de perro, directamente, se volatilicen, y ello le hace rico. El otro, a pesar del agasajo continuo de su amigo, se reconcome de la envidia, y ahí es donde empiezan sus problemas, aunque también, a la postre, su triunfo. La entrada del personaje de Christopher Walken, más lunático que de costumbre (y ya es decir...) no ayuda a la historia, o al menos a su credibilidad, porque la hace aún más extravagante. Se suceden los números chistosos, algunos realmente delirantes, como los que tienen como eje la necesaria desaparición del caballo muerto, pero en general la sensación es de producto poco afortunado, con un guión como para enloquecer y unos actores que se pasan tres pueblos en su histriónica interpretación. No deja de ser curioso que lo más gracioso esté en el numerito televisivo que montan los dos memos ya en la parte de los títulos de crédito, cuando casi todo el mundo ha abandonado la sala: para que luego digan que no sirve de nada quedarse a leer tanto rotulito...


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Envidia - by , Aug 18, 2004
1 / 5 stars
Comedia extravagante