Película: Happy Times Zhang Yimou es, de lejos, el cineasta chino popular más conocido en Occidente. Curiosamente, su cine tiene dos etapas bien diferenciadas: la primera abarca desde su inicial Sorgo rojo, que llamó poderosamente la atención en Europa, hasta La joya de Shanghai, y se caracteriza por ser historias de época, con un muy interesante uso del color; pero desde 1997, con Keep Cool, todas sus películas se ambientan en la China actual, como esta hermosa fábula que es Happy Times, crónica de la relación entre un soltero cincuentón en busca de novia y la hijastra ciega de su prometida con la que tendrá que cargar por la perfidia de su supuesta amada, una rediviva madrastra de Cenicienta.

Con recelos mutuos iniciales, la relación entre el hombre maduro y la adolescente invidente pronto se fortalecerá en una sincera entrega cuasi paterno-filial. Siendo el hombre un infeliz que no tiene donde caerse muerto, disimulará con la chica y maquinará, junto a un grupo de amigos igualmente a dos velas, una entelequia parecida a la de los burladores de un Don Quijote de ojos vendados con el caballo de madera Clavileño, cuando le hicieron creer que era un corcel volador. La farsa (en este caso simular un supuesto salón de masaje para que la chica crea tener un trabajo) finalmente se descubre, pero ambos habrán encontrado, por algún tiempo, ese amor que uno buscaba desde siempre y la otra no halló nunca.

Hermosa en su radiografía de dos seres ahítos de cariño, no se puede decir que Zhang esté inspirado en la realización, aquí especialmente acartonada, algo ya habitual en su cine. Pero el contenido gana claramente al continente, y el filme reconforta y reconcilia con el género humano, con lo difícil que tal cosa está hoy día..

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Happy Times - by , Nov 14, 2002
3 / 5 stars
Entre Cenicienta y Clavileño