Película: Hellboy Tiene dicho Guillermo del Toro que aceptó hacer "Blade II" para convencer a Hollywood de que era capaz de hacer un filme de gran presupuesto y con muchos efectos especiales, deseando con ello poder cumplir su sueño, que no era otro que rodar la versión al cine del cómic de Mike Mignola "Hellboy", el pequeño diablillo aparecido en la Tierra desde el espacio exterior (Lovecraft, cielos, apareciendo por el cine, con lo poco que ha frecuentado el llamado Séptimo Arte a aquel escritor taciturno de Providence, tan huraño como genial creador de mundos primordiales), que en la actualidad, ya con cuerpo como de armario empotrado, se ha convertido en un agente de la Seguridad Nacional encargado de acabar con monstruos y otros criminales. Pero lo cierto es que, si éste era el deseo soñado del cineasta mexicano, le ha pesado más la gran responsabilidad de llevar a cabo un megaproyecto de Hollywood; así, con frecuencia la acción se come a lo que de atractivo hay en esta por lo demás interesante historia: la supuesta búsqueda de elementos esotéricos que ayudaran a los respectivos ejércitos durante la Segunda Guerra Mundial es uno de ellos, con personajes fascinantes como el comandante nazi que resulta ser un masoquista compulsivo, un ser más allá de este mundo, una máquina de matar que no es sino un puñado de polvo puesto en pie a fuerza de pura voluntad; o un redivivo Rasputín, un personaje histórico nimbado de leyenda que aquí resulta ser el recipiente de uno de los descomunales monstruos babeantes imaginados por Lovecraft (y reciclado para la ocasión por Mignola y Del Toro); o el demonio Samael, monstruo de la resurrección, una especie de primo hermano de "Alien", pero con más vidas que éste (y que un gato, es cierto...). En fin, elementos interesantes que no terminan de cuajar en la buena película que podría haber sido, porque Del Toro se siente en la obligación de dar mucha acción, para justificar el presupuesto, aunque finalmente no ha debido ser la suficiente, porque el filme se ha saldado con un relativo fracaso en taquilla en USA. Acertada apuesta la de Ron Perlman como el gigante protagonista, dotándolo de humanidad, sentimiento y humor, una mole enamorada de la mujer antorcha, que se enciende en cuanto se excita (menos mal que nuestro superhéroe es ignífugo; si no llega a serlo, acabaría como la pareja de la mantis religiosa, totalmente "kaputt"...). John Hurt, como siempre, excelente, y los jóvenes Selma Blair y Rupert Evans ponen el palmito, que es lo que se les pedía. Un relativo fiasco, pues, en vez de la gran película que podía esperarse del fascinante autor de "Cronos".



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Hellboy - by , Oct 18, 2004
2 / 5 stars
Relativo fiasco