Pelicula:

(Esta película forma parte de la Sección Oficial del 20 FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA – SEFF’2023).

Hay varias formas de encarar un biopic: la más habitual suele ser también la peor, la que ilustra pulcramente la vida y la obra del hombre o la mujer biografiados. Este camino suele llevar a aburridos relatos sobre lo que hicieron o dejaron de hacer tales o cuales personalidades de fama local, nacional o internacional (táchese lo que no proceda...). Pero hay otra manera que afronta el envite de retratar a una persona famosa olvidándose de fechas y eventos, y busca reflejar, de verdad, quién era, cuál era la personalidad del biografiado. Incluso hay otra, mucho más rara, que busca no solo contar la verdad sobre el personaje, sino incluso mejorarlo, no en el sentido de hablar mejor de él de lo que realmente era, sino de que el producto audiovisual que lo lleva a la pantalla supone, en sí mismo, una auténtica obra de arte cinematográfico que trasciende incluso la estatura artística del biografiado. Pues ese es, exactamente, el caso de esta joya inesperada, La estrella azul.

Y encima, su director, Javier Macipe, se estrena en el largometraje con este film de tan prolija y compleja gestación (lustros de maduración en el magín del director, años de preproducción, casting de centenares de aspirantes para el papel principal, rodaje entre 2020 y 2021, en plena pandemia, a los dos lados del Charco...), habiéndose forjado en el audiovisual fundamentalmente con una serie de cortos que, visto lo visto, le han cundido extraordinariamente.

La historia se desarrolla durante los años noventa del pasado siglo XX: conocemos al zaragozano Mauricio Aznar Müller, músico, cantante, líder de bandas de rock, hijo de español y alemana. En el planteamiento veremos cómo Mauricio, de preclara mente para la canción y la composición, sin embargo parece peleado con el mundo: tiene problemas con las drogas, con las discográficas, y hasta con su pareja, harta de que no consiga desengancharse de sus adicciones. Admirador irredento de Atahualpa Yupanqui, decide hacer un viaje a Argentina para conocer los lugares en los que vivió y creó su obra el mítico poeta, pero también para empaparse de la música folk del país; una vez allí, visita a Carlos Carabajal, maestro de ritmos autóctonos como la chacarera: fascinado por la verdad del veterano cantautor, consigue que este lo acepte como alumno. Aquel tiempo que Mauricio vivió en casa de los Carabajal le cambiaría, literalmente, la vida, aunque esta sería demasiado corta, muriendo a los 36 años...

Nos gusta mucho La estrella azul por muchos motivos: por ejemplo, por cómo está planteada, huyendo del biopic al uso para acercarse a Mauricio Aznar por supuesto con respeto, pero sin ponerlo en una hornacina en el que ser adorado. El músico aragonés sufrió una profunda transformación en su viaje a América, donde pudo comprobar que, en arte (aunque también en cualquier otra cuestión de la existencia), lo auténtico siempre va unido a lo sencillo, que lo ligero siempre será mucho más hondo, más humano, que lo alambicado. Nos gusta la prodigiosa capacidad visual de Macipe, que se muestra enseguida como un magnífico cineasta, con muy buena mano para el encuadre, cuya elección es siempre la idónea; pero lo mejor de su película es, sin duda, el extraordinario uso que hace de las elipsis, con algunas portentosas, como la del final de la vida del cantautor aragonés, resuelta con una escena que huye inteligentemente de la hoy día tan explícita y pornográfica mostración del difunto, para hacer otra cosa, incluso mucho más dramática, más emocionante que si nos dieran la escena completa con el finado de cuerpo presente.

Pero es que Macipe, especialmente en ese último tramo, se permite algunos ejercicios de metalenguaje que resultan de una osadía narrativa excepcional, como varias escenas en las que se presentan simultáneamente, y en el mismo plano, aspectos de la historia de Mauricio junto a momentos de la propia filmación de la película, con unos resultados ciertamente sorprendentes y estimulantes.

Nos parece que hay en Javier Macipe un cineasta con ideas notabilísimas, al que, es cierto, queremos ver en otros contextos: él mismo tiene dicho que la figura de Mauricio Aznar le ha obsesionado desde su juventud, así que habrá que verlo en otros empeños en los que la larga estela del cantautor aragonés no sea omnipresente. Pero las ideas que aquí despliega el cineasta (también zaragozano, como Mauricio) lo presentan como un tipo muy talentoso del que esperamos mucho, mucho...

Gran trabajo, extraordinario trabajo de Pepe Lorente en el papel protagonista; con el tiempo, a la manera de la famosa anécdota de Picasso y Gertrude Stein, su rostro será con el que se recordará a aquel cantante de largas patillas, tupé “rockabilly” y gafitas de empollón, un rebelde urbano que descubrió que la vida podía ser, debía ser, simplemente tomarse un mate que te queme la boca, bañarse en un río en calzoncillos y, sobre todo, dejarse llevar por la maestría de quien, en música, pero también en filosofía vital, lo sabe todo, lo domina todo, desde la modestia de quien no necesita alardear de nada. Muy buen trabajo también, en ese sentido, de Cuti Carabajal, el anciano que interpreta a su hermano Carlos, el maestro que enseñó, calladamente, a vivir de otra manera a Mauricio, aunque fuera por el escaso tiempo que le restaba de existencia.

(29-11-2023)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

129'

Año de producción

Trailer

La estrella azul - by , Nov 29, 2023
4 / 5 stars
Una joya inesperada