Película: La guerra de los mundos (2005)

El problema de la última película de Steven Spielberg es que, en contra de lo que suele suceder con su cine (nos referimos al que dirige; en el que produce se permite debilidades), no hay historia. Porque la adaptación que se ha realizado del texto de H.G. Wells responde a puros estereotipos: el padre divorciado, buena gente pero un desastre para cuidar de su hija pequeña cuando le corresponde, y con graves problemas de comunicación con su hijo adolescente; la niña, rubia y marisabidilla (sí, como la Drew Barrymore de E.T. El extraterrestre); el muchacho, henchido de rebeldía contra el padre y deseoso de encontrar algo por lo que luchar, que vislumbra en la invasión extraterrestre ese "leitmotiv"... así, "ad nauseam".


Así las cosas, los aspectos positivos de esta versión de La guerra de los mundos, que los tiene, quedan sepultados en la indigencia intelectual e incluso meramente narrativa del filme. Puntos interesantes, como la primera parte, cuando los alienígenas sólo están siendo presentidos (la ominosa tormenta, con los reiterados rayos que caen, contra las propias leyes de la física, en el mismo sitio) o en secuencias concretas, como el hundimiento del barco fluvial (que recuerda en algunos momentos a las escenas iniciales de Salvar al soldado Ryan), aunque finalmente esté desaprovechado.


También es estimulante la atmósfera apocalíptica conseguida con las enormes naves extraterrestres, tan megalómanas como el propio creador de la película. Pero todo ello no supone un bagaje mínimamente suficiente para salvar los muebles. Esta vez Spielberg y Cruise, que en su anterior empeño conjunto, Minority Report, estuvieron entonados, no han dado la talla (que conste que no es un chiste, dada la pequeña estatura de Tom...).


 


Dirigida por

Nacionalidad

Duración

116'

Año de producción

La guerra de los mundos (2005) - by , Jun 16, 2017
1 / 5 stars
No hay historia