Película: La sal de la vida

Ha dicho Patxi Andión (recuperado para el cine desde que en 1987 hiciera Puzzle, un interesante "thriller" de Luis José Comerón que pasó lamentablemente desapercibido) que ha participado en esta La sal de la vida porque era una comedia que incluía un tema social. Y es cierto: forma parte de la trama la jodida situación de los inmigrantes en España, sobre todo sin son de países con menores recursos económicos que el nuestro: vale decir magrebíes o, como en este caso, hispanoamericanos.


Pero también es cierto, y de ello seguro que se ha percatado el inteligente Andión, que en esta (por otro lado hábil y bien resuelta) comedia, nadie es responsable de la vida tirada de los sudacas en España: no lo es la Administración, a la que ni siquiera se cita, ni lo es la Policía, ni las leyes, ni siquiera las sanguijuelas que, como los llamados "los Vargas" en el filme, viven de parasitar a sus víctimas. Vamos, que como en la vieja película del inolvidable Summers, "to er mundo e güeno".


Es una perspectiva, pero lo cierto es que de esta forma queda una especie de cruce entre Por fin solos (a la inversa) y Las que tienen que servir, eficazmente puesta en escena por el veterano Eugenio Martín, un profesional que logra una obra formalmente sin fisuras, impecablemente realizada, y al que únicamente cabría haberle pedido más garra en el guión, más riesgo en la denuncia de los culpables de extorsión a los inmigrantes y afinar en los diálogos, no siempre los mejores. Con todo, es una película que se deja ver con agrado y benevolencia.


La sal de la vida - by , Nov 14, 2017
2 / 5 stars
To er mundo e güeno