Película: Las aventuras de Robin Hood He aquí una nueva vuelta de tuerca (y van...) al conocido mito de Robin Hood, sobre el que seguramente la mejor y más clásica de las versiones es la titulada en España "Robin de los Bosques", dirigida por Michael Curtiz y William Kieghley en 1938, protagonizada por el gran Errol Flinn. Esta nueva versión, en clave de comedia más que de aventuras, no tiene, ni de lejos, la prestancia y la calidad de aquel viejo pero buenísimo título, entre otras cosas porque George Segal no es, precisamente, Flynn, ni mucho menos, y además en 1984 ya tenía más patas de gallo de las deseables para un personaje tan legendariamente apuesto y gallardo.
La historia es conocida: cuando el rey Ricardo Corazón de León es capturado en combate en Austria, enfrascado como estaba en las Cruzadas de la época, su hermano, el príncipe Juan, conocido por el vulgo como Juan sin Tierra, se encarga de la regencia de Inglaterra, tarea que requiere sabiduría pero en la que, sin embargo, se dedica a sojuzgar y oprimir a sus súbditos temporales con impuestos desorbitados y vilezas mil. Entonces surge la figura de Robin de Sherwood (o de Locksley, que también se suele denominar así). Además de Segal, aparece Roddy McDowall, el inolvidable niño de "Qué verde era mi valle", y Morgan Fairchild, famosa por el serial de TV "Flamingo Road", lo que le da a esta versión un sospechoso tufo televisivo, confirmado por el larguísimo currículo de su director, Ray Austin, en ese medio audiovisual.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Las aventuras de Robin Hood - by , Dec 11, 2004
1 / 5 stars
Demasiadas patas de gallo