Película: Los hombres siempre mienten Lleva Gabino Diego camino de convertise en el Landa de los noventa: película tras película dibuja el mismo personaje, un envarado arquetipo de cierto españolito de su generación: simpático, dicharachero, feúcho, permanentemente salido, siempre en busca del casquete perdido. Los peores años de nuestra vida, Tierno verano de lujurias y azoteas y esta Los hombres siempre mienten son la punta de lanza de lo que, de no remediarlo el propio Gabino, podría ser en el futuro un fenómeno a conocer como gabinismo, a imagen y semejanza del landismo de los setenta. Pero Diego habrá de sopesar si le merece la pena entrar permanentemente en este juego, con comedietas como ésta de Antonio del Real, donde se limita a repetir otra vez el mismo rol, en una película de enredos que se quiere fresca y graciosa pero que fracasa en el guión, escrito a tres pero donde tantos "talentos" parecen restarse en vez de sumar: diálogos que ni remotamente pueden denominarse chispeantes, la salsa de toda comedia; un delirante argumento basado en la suplantación de la personalidad de un inescrupuloso autor de "best sellers" por parte del atolondrado protagonista, con la intención de pegarse el filete con la niña mona; y un final tradicionalista, con arreglo al clásico esquema "chico encuentra / pierde / recupera chica". Tampoco Del Real parece pasar por su mejor momento. Director ambicioso hasta cuando hacia comedias de tres al cuarto (recuérdense El poderoso influjo de la luna o Buscando a Perico, con ínfulas muy superiores a las ozoradas de la época), no digamos cuando rodó el bronco drama rural El río que nos lleva, parece haber encontrado el filón de las películas sobre temas contemporáneos, iniciado en su anterior Por fin solos y prolongado en esta poco sólida comedia en la que los personajes parecen memos, o salidos, o tontas del bote, o simplemente les importa un carajo todo: una impremeditada radiografía de la España finisecular; tal vez sin pretenderlo, una historia cuasi naturalista llena de mentiras poco arriesgadas, como poco arriesgado es el filme.
Los hombres siempre mienten - by , Jan 25, 2001
1 / 5 stars
Mentiras poco arriesgadas