Película: Los siete magníficos

Aunque siempre hay la tentación de hacer nuevas versiones de películas ya clásicas de la historia del cine, debería haber una ley no escrita de no tocar las obras de arte, ya que es algo así como querer hacer una nueva Mona Lisa y mejorarla. Los siete magníficos (1960) de John Sturges no era una obra maestra pero sí un film mítico, muy popular gracias a su notable reparto y magnífica banda sonora de Elmer Bernstein, que no merecía que se hiciera una nueva versión, pero aquí está el atrevido de Antoine Fuqua. Como se suele decir "las comparaciones son odiosas" y en este caso si enfrentamos ambas cintas, a nuestro juicio ésta sale perdiendo.

Con el pueblo de Rose Creek bajo el dominio del cacique de turno que lo tiene sojuzgado, los desesperados y desamparados pobladores piden protección a siete fuera de la ley, cazadores de recompensas, jugadores y asesinos a sueldo, que se unen al grupo por motivos muy diferentes, que llegan para ayudarlos contra el tiránico personaje que les quiere arrebatar su tierras para hacerse con las minas de oro. La viuda de uno de ellos se encarga de buscar a esos siete valientes pistoleros, a los que les pide que hagan justicia, pero no le importa tampoco la venganza. Ellos deciden dejar atrás su pasado como forajidos para defender a los pobres habitantes y prepararán el pueblo para la violenta confrontación que les espera ante la llegada dentro de tres semanas del poderoso personaje con su ejército.

Esta es la nueva versión del mítico western Los siete magníficos (1960), dirigido por John Sturges, con un excelente reparto de actores famosos encabezado por Yul Brynner, Steve McQueen, Charles Bronson, James Coburn, Eli Wallach, Robert Vaughn, entre otros, que trasladaba al Oeste americano la historia de la película japonesa Los siete samuráis (1954), de Akira Kurosawa.

En esta ocasión se vuelve a tomar el guion original para hacer una historia más moderna, con arreglo a la evolución que últimamente sufrió el cine del oeste americano influido por las cintas europeas sobre ese género, con personajes más sucios y desharrapados al tiempo que más sádicos y violentos, pero sigue asumiendo el espíritu del relato original.

Introduce en este caso algunas novedades, como la diversidad racial en la composición de los siete, entre los que hay blancos, un negro, un oriental, un indio y un mexicano; esta vez es un personaje ambicioso que ha corrompido hasta al sheriff que tiene a una serie de esbirros a su servicio, en lugar de ser los bandidos de la primera, y es una mujer la que contrata a los mercenarios que terminan trabajando por algo más que no es el dinero. No tiene tantos actores conocidos y se alarga en la segunda parte con la batalla final.

Es un western bien filmado, con ágiles panorámicas, bellos encuadres y notables primeros planos elegidos con acierto por parte de Antoine Fuqua, un director que mueve bien la cámara, con un universo propio, con un estilo cinematográfico intenso, moderno, que sabe imprimirle fuerza a la narración y emoción en todo momento a la conocida historia que mantiene bien la tensión.

El guion exagera un poco el ejército que lleva el malvado para arrasar el pueblo, lo que hace que se extienda demasiado el metraje total de la cinta, con una fotografía estupenda y una banda sonora más a tono con la modernidad del western creada por James Horner, de la que se hizo cargo Simon Franglen al morir el compositor en un accidente aéreo antes de terminarla, quien no se priva de introducir algunas notas que recuerdan al tema principal de la partitura de Elmer Bernstein que se puede escuchar durante los títulos de créditos finales.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

133'

Año de producción

Trailer

Los siete magníficos - by , Oct 04, 2016
2 / 5 stars
Una nueva versión