Película: Lucía y el sexo La filmografía de Julio Medem sigue dando sorpresas: tras su espléndida Los amantes del Círculo Polar, este nuevo drama romántico que es Lucía y el sexo supone una nueva vuelta de tuerca en su universo de historias entretejidas, de azares y carambolas, de tragedias soterradas que alumbran insospechadas nuevas visiones del mundo. Es cierto que, viniendo de un anterior filme tan magistral, era difícil mantener el tipo, y esta nueva cinta es claramente inferior a Los amantes..., sin que por ello pase nada: la capacidad de innovar, de buscar nuevas formas de comunicar sensaciones, sentimientos, emociones, sigue intacta, si bien esta vez la forma de mezclar los elementos con los que ha jugado Medem no ha sido tan perfecta como en su anterior empeño. Esta historia a cuatro bandas, con escritor que parece muerto, aunque no lo esté, su novia, que quiere seguir viva, a pesar de la supuesta tragedia, su anterior e ignota amante, madre malograda además, y una lúbrica canguro, está dada con una intensidad tal que es difícil tener un momento de respiro, un instante de aburrimiento en una película que dice mucho, de forma a veces caótica, sobre el ser humano y su capacidad para ser (in)feliz. Es cierto que a veces Medem incurre en cierta cursilería que parece afín a todo su cine, pero a estas alturas, entre alguna secuencia repipi y cualquier bodrio casposo de otro cineasta, tenemos clara cuál es nuestra opción. Lástima que el reparto se comporte de forma irregular: una Paz Vega que comienza muy bien se desfonda poco a poco, hasta resultar en el último tramo decididamente sobreactuada; Tristán Ulloa compone bien su personaje atormentado (habitual en los que suelen tocarle en suerte, por cierto); Najwa Nimri tiene una presencia y una voz que son más que suficientes para hipnotizar al espectador, sin necesidad de nada más; Elena Anaya se destapa como una actriz con un considerable voltaje erótico. Las escenas de sexo explícito que se incluyen, tan comentadas, están imbricadas en el relato con toda naturalidad, y sin ellas la historia parecería chata, sin el perfil sensual, emotivo y erótico que tiene y requiere Lucía y el sexo, una de las películas más imperfectamente atractivas que hemos visto en los últimos años.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

125'

Año de producción

Lucía y el sexo - by , Aug 30, 2001
3 / 5 stars
Imperfectamente atractiva