Película: Mi vida sin mí

Repitiendo el planteamiento de su cinta de 1997 Cosas que nunca te dije, la catalana Isabel Coixet vuelve a rodar en inglés una obra intimista, también en tierras norteamericanas, esta vez en Canadá, con actores internacionales, y con sello típico de los Sundance, aunque incluso llegue a competir en Berlín.


La historia de Mi vida sin mí es terrible: en la América pobre de familias que viven en roulottes, una joven madre de 23 años ve como un cáncer terminal va a acabar con ella en apenas dos o tres meses. A partir de ahí, en silencio, sin contárselo a nadie, intentará dejar en orden a sus seres queridos y terminar su existencia, gris y cotidiana, de forma tan modesta como han sido todos sus años anteriores.


Con un buen reparto, reforzado por presencias conocidas como las de Amanda Plummer, Maria de Medeiros, Leonor Watling o Alfred Molina, el peso del film lo lleva una sensible y excelente Sarah Polley, que aborda con maestría en muchos primeros planos el drama íntimo de su personaje.


La labor de dirección será también callada y sencilla, casi como la historia de su heroína, pero acaso se echa en falta un punto de garra, de mayor fuerza, para resaltar un relato que no deja de ser un intenso melodrama, al que hubiera beneficiado un mayor apasionamiento en la realización y puesta en escena de Isabel Coixet.


Con escenas llenas de emoción (todas las del médico, el agradecimiento del joven e inconsciente marido, la grabación de las cintas para uso póstumo…), Mi vida sin mí es una película imperfecta, pero absolutamente recomendable.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Mi vida sin mí - by , Jul 10, 2015
3 / 5 stars
Sencilla y sensible