Película: Nunca es tarde

En 1971 el cantante Steve Tilston presentó su primer y único disco y en unas declaraciones a la revista Zig Zag dijo que el éxito temprano podía perjudicar su forma de componer. La entrevista fue leída por John Lennon que le escribió una carta con su número de teléfono para poder discutir y rebatir esa idea, misiva que no llegó a sus manos hasta cuarenta años después. Tilston en ese tiempo se consolidó como un gran compositor.

En esta historia se ha basado Dan Fogelman para escribir el guion de esta película sobre  Danny Collins, un viejo rockero de los años 70, que a pesar de su edad no renuncia a su vida llena de excesos. Pero cuando su mánager le da una carta que le escribió John Lennon cuatro décadas atrás, cambia de rumbo y se embarca en redescubrir a su familia, encontrar el amor verdadero y comenzar de nuevo. La historia se centra en las segundas oportunidades y que siempre es posible cambiar lo necesario para ser feliz.

Suele suceder que un buen actor necesita a un gran director o de lo contrario se desmanda, algo que no ocurre aquí con el debutante Dan Fogelman, un realizador proveniente de la televisión, en donde Al Pacino echa mano de la veteranía que le dan los años de notable actor mostrándose comedido y humano en el papel de ese viejo rockero que trata de buscar una segunda oportunidad.

La historia original ha sido muy cambiada, quedando sólo la anécdota de la carta en la que se basa Fogelman al hacer el guion, que rellena en una segunda parte con el reencuentro del cantante con Tom, el hijo que nunca conoció, que le ha hecho abuelo, con una preciosa nieta hiperactiva, familia con la que pretende volver a empezar. Pero Tom no quiere saber nada de él, aunque insiste en ayudarle cayendo en algunos aspectos melodramáticos que aquejan a la familia, lo que resulta algo convencional.

El personaje real Steve Tilston, tras conocer el film, ha dicho que apenas tiene nada que ver con su vida, en el que únicamente figura la anécdota de la carta.

Un Al Pacino más sobrio que en algunas de sus últimas interpretaciones como Danny Collins, el cantante que toma la decisión de cambiar su vida, junto a la estupenda Annette Bening, que pone equilibrio en esta historia, y un fantástico Christopher Plummer en su breve cometido del representante, completan el reparto de esta emotiva cinta que ha sido un fracaso en la taquilla americana.

La dirección de Dan Fogelman, en esta su ópera prima, que es bastante convencional, incluye en su banda sonora de fondo una decena de temas de los Beatles que apenas son perceptibles.

Al Pacino fue nominado al Globo de Oro 2015 por este trabajo.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

106'

Año de producción

Trailer

Nunca es tarde - by , Mar 16, 2016
2 / 5 stars
Los viejos rockeros nunca mueren