Pelicula:

Elsa Amiel (París, 1979) es una veterana ayudante de dirección que ha trabajado para cineastas de prestigio como Mathieu Amalric, Raoul Ruiz y Bertrand Bonello. Desde hace algunos años ha empezado también a dirigir, al principio cortometrajes, hasta debutar en el largo con esta muy singular Pearl.

La historia se ambienta en nuestros días, en un hotel donde se celebra el anual concurso denominado Heaven Contest, un certamen para elegir a los mejores culturistas, hombres o mujeres. Conocemos a Lea Pearl (antes llamada Julia), una superculturista que se presenta al certamen de la mano de su entrenador, Al, un hombre riguroso que la presiona a tope para que esté en las mejores condiciones para ganar. Pero cuando la expareja de Lea, el desastroso Ben, se presenta en el hotel para que la mujer cuide de su hijo Joseph, de 5 años, al que no ve casi desde su nacimiento, las cosas se pondrán muy complicadas...

Lo cierto es que Amiel es novata en la dirección, pero quién lo diría... Parece evidente que ha sido una muy buena alumna de los estimables profesores que ha tenido (los directores mentados, entre otros), y a esas enseñanzas les ha sacado gran provecho. Formalmente, gusta su tino para elegir el encuadre, siempre el exacto, la filmación elegante, con un preciso escrutinio, casi un auscultamiento, en primerísimos planos de la tersa piel de los culturistas, en busca de una belleza plena, de una estética del esfuerzo.

El film funciona también, en alguna medida, como un cierto documental sobre el mundo aparte del culturismo, con algunos puntos de contacto con los concursos de misses, aunque en este caso se aprecia “otro tipo” de perfección corporal, la perfección que viene dada por durísimos entrenamientos, por dietas hipercalóricas, por una vida de monje, de monja en este caso.

Pero, claro está, la almendra del film radicará en el dilema de la protagonista, madre renuente a la que el hecho consumado de dejarle el niño hará despertar eso que solemos llamar instinto maternal, si bien Amiel, con buen criterio, huye de lo habitual en estos casos, el lagrimeo fácil y la exhibición cuasi pornográfica del sentimiento que va naciendo donde antes no había nada, para presentarnos un dilema en el que la pugna entre dos cualidades, la madre y la campeona, se hace de manera tan sutil que admira no se caiga en el lugar común habitual, en el que ostentosamente se tira todo por la borda por el abrazo absoluto al cachorro humano de tu misma sangre, de tu misma carne.

Amiel filma entonces con discreción, sin aspavientos, situando a su protagonista en una auténtica batalla emocional, pero fiándolo todo en el rostro casi siempre hierático de la mujer, lo que tiene aún más valor si tenemos en cuenta que la actriz, Julia Föry, es una auténtica culturista y carece de técnica actoral, siendo esta su primera y hasta ahora única película.

Con algunos momentos realmente espléndidos, como el abrazo de Lea a un anónimo culturista, en cuyo pecho recostado el rostro de la mujer desolada refleja levemente las lentejuelas de su vestido de oropel, la película busca atinadamente un cierto tono lírico, callado, sin estridencias, incluso en tareas supuestamente tan alejadas de la poesía como los denodados entrenamientos físicos a los que se someten los practicantes de esta disciplina del “bodybuilding”. No oculta detalles negativos, como esa especie de exhibición como de ganado para los patrocinadores, necesaria porque son los que aportan fondos para la continuidad de las vidas y las carreras de culturistas y entrenadores, pero humillantes en sus exposiciones, en sus desfiles, quizá no tan lejanos a los de las misses, hoy tan en franca decadencia.

Buen trabajo, como queda dicho, de la debutante Föry, que apunta maneras y capacidad para transmitir emociones con gran economía gestual, aunque parece evidente que su poderoso físico la limitará mucho en el caso de que continúe con su carrera interpretativa. De los demás nos quedamos con el magisterio de un Peter Mullan, actor que se dio a conocer internacionalmente con la loachiana Mi nombre es Joe, y que cuenta sus actuaciones por éxitos personales.

(10-09-2021)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

77'

Año de producción

Trailer

Pearl - by , Sep 10, 2021
3 / 5 stars
La madre y la campeona