Película: Persiguiendo a Betty Descubierto con el drama ferozmente antiyuppi En compañía de hombres, el cineasta independiente Neil LaBute vuelve ahora en otro registro, la comedia, bien que tintada de un negro oscurísimo, en esta historia con pánfila muchachita casada con vendedor de coches usados (en Estados Unidos es como decir con un engañabobos de profesión), cuya alevosa muerte (del marido) por unos mafiosos pondrá en estado de "shock", creyendo entonces que la historia que se narra en el culebrón de sus preferencias es la vida real.

La huida, que ella no sabe que lo es, en busca de su amor de telenovela, supondrá también su búsqueda de la redención de una vida inane, y al tiempo supondrá un cambio sustancial tanto en la de los mafiosos (estupendos Freeman y Rock, componiendo una pareja de padre e hijo unidos por una profesión peculiar: matones) como en la del objeto de sus amores, un actorzuelo guapo y vacío. Pero esta curiosa comedia negra de LaBute no termina de encontrar su punto, con unos diálogos con frecuencia insulsos, sin sacarle la punta que tal enredo requeriría; con este mundo de lunáticos, en el que una chica grillada puede pasar sucesivamente por enfermera, sin serlo, y por actriz de grandes recursos para la improvisación, sin tener ni idea del arte de Thalía, los guionistas podrían haber hecho encaje de bolillos. Sin embargo, resulta más interesante el planteamiento de la historia que su resolución misma, y eso, en cine, es un pecado mortal. Buen comportamiento de los actores, destacando esa vecinita de al lado que compone Renée Zellweger, en un personaje de atolondrada mosquita muerta que cambia las vidas de cuantos la rodean.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Persiguiendo a Betty - by , Jan 01, 2000
2 / 5 stars
Un mundo de lunáticos