Película: Primavera en Normandía

Martin es un panadero parisino, instalado en Normandía, que descubre que sus nuevos vecinos ingleses se llaman ella Gemma Bovery y el marido Charlie, casi como los personajes originales de la obra decimonónica de Gustave Flaubert, Madame Bovary, y se obsesiona en establecer un paralelismo entre ellos y los de la novela, pero teme que ella acabe trágicamente como la adúltera Emma, y hace lo posible para que no ocurra.

Martin se deja llevar por la fantasía que transforma su tranquila vida de panadero en su hipotético amor por ella que siempre se muestra encantadora seduciendo sin querer a los hombres. Gemma lo aprecia sin ser consciente de que él está secretamente enamorado de ella, una hermosa mujer que busca paliar la soledad que tiene en su matrimonio, con un marido al que no ama, hallando el verdadero amor.

El argumento juega constantemente con la realidad y el parecido con la ficción ya que a veces el arte imita a la vida, o la vida imita al arte, con momentos de comedia y otros dramáticos. Tiene algo de suspense cuyo protagonista, el panadero, ejerce de una especie de policía que va observando cómo se mueven los personajes e interviene en lo que le es posible en la vida de su objeto de deseo haciendo de alter ego de Flaubert.

Posee escenas de un soterrado erotismo en la forma de Martin de ver a su vecina y en detalles que tiene para con ella, como cuando le enseña a amasar el pan, mientras que en otros momentos siente celos de su relación con otros hombres imaginando encuentros eróticos que tal vez no se producen más que en su cabeza, mientras que otros son reales.

El guion, contado en flashbacks a través del diario de Gemma, se basa en la novela gráfica de Posy Simmonds, publicada en 1999, escritora de la que ya se llevó al cine su Tamara Drewe (2010), dirigida por Stephen Frears, con la misma actriz protagonista.

Esta vez se trata de una comedia con una ironía formidable, sobre la que la directora se toma cierta libertad dentro de la fidelidad al texto, en lo referente a la intervención de Martin en los hechos, y suprime parte de la acción que se desarrolla en Londres, así como el carácter muy diferente de Gemma, siendo aquí más agradable.

Por su parte la fotografía de Christophe Beaucarne refleja muy bien tanto la sensualidad a través de la belleza de Gemma como el marco de la Normandía primaveral en el que se desarrolla la acción que influye en la forma de ser de la chica.

En el trabajo interpretativo destaca la veteranía y buen hacer del carismático Fabrice Luchini, que ofrece una mirada ingenua y a la vez enamorada del personaje de ella, perfectamente encarnado por Gemma Arterton, que aporta belleza y dulzura al papel, actriz que supone un descubrimiento, reposando en ambos todo el peso de la película.

En la dirección se nota la mano femenina de la directora de Limpieza en seco (1997), Anne Fontaine.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

99'

Año de producción

Trailer

Primavera en Normandía - by , Mar 29, 2016
2 / 5 stars
La vida imita al arte