Película: Santa

Antonio Moreno fue un español afincado en Estados Unidos donde llegó a ser un celebérrimo actor del cine mudo, lo que le permitió trabajar con las más afamadas estrellas del momento. Sus intereses cinematográficos fueron más allá de la interpretación; como consecuencia de ello, dirigió en México dos títulos, Santa y Águilas frente al sol (estrenadas ambas en 1932), que supusieron la iniciación del sonoro en esta cinematografía gracias a la Compañía Nacional Productora de Películas, cuyos principales impulsores fueron el distribuidor Juan de la Cruz Alarcón, el periodista Carlos Noriega y el realizador e ingeniero Gustavo Sáenz de Sicilia.

La película que inauguraría su actividad empresarial sería la adaptación de la novela “Santa”, del escritor Federico Gamboa, de la cual ya existía una primera versión muda filmada en 1918. Dirigentes de la producción y de los estudios contrataron en Hollywood a Antonio Moreno, director, a Lupita Tovar y Donald Reed, como principal actriz e intérprete masculino, respectivamente, además de al fotógrafo Alex Phillips.

Santa fue adaptada para la pantalla sonora por el mencionado periodista Carlos Noriega; en ella se cuenta la historia de Santa, una joven habitante de un modesto entorno familiar que será seducida por un militar y abandonada a su suerte; ésta no puede ser otra que, muy a su pesar, entrar en una casa de prostitución… Las duras circunstancias doblegarán su ánimo, aunque tendrá ocasión de convertirse en la más solicitada del burdel. Allí toca el piano Hipólito, un ciego, lazarillo incluido, que se enamorará perdidamente de la muchacha a la que considera pura y supone bella. Otros amores, más terrenales, como el del torero Jarameño, discurrirán por la vida de Santa. El folletinesco argumento ya orientaba sobre cuestiones temáticas que el futuro cine mexicano desarrollaría en multiplicidad de variantes: la prostitución en general y el destino de ciertas mujeres a quienes el varón ha dejado al borde del precipicio moral y cuyo futuro no tiene ninguna salida.

La realización de Moreno contaba con tres elementos poderosos; de una parte, la fotografía de Alex Phillips, en marcado blanco y negro, que acentuaba los rigores de unas situaciones tan lastimosas como sensibleras y, al tiempo, acercaba las imágenes a las de mejor pureza conseguidas por el clasicismo del cine mudo; de otra, la novedad de la película sonora, contaba con las canciones expresamente escritas para la ocasión por el prestigioso compositor Agustín Lara; no sería, precisamente, lo último el gancho popular de “La novia de México”, Lupita Tovar (Santa), acompañada de Carlos Orellana (Hipólito, el ciego), Juan José Martínez Casado (El Jarameño, torero) y Donald Reed (Marcelino), entre otros. Y ello, sin contar los alardes publicitarios, en cuyos carteles podía leerse “Un ciego que adivina la belleza del alma de una pecadora”.

La narración de los hechos se estructura en una combinación de secuencias donde el paso de una a otra se resuelve con fundidos a negro, lo que perjudica la natural continuidad de acciones, por distintas que sean. Del mismo modo, los intertítulos, con su aportación de información, aproximan la narrativa a la propia del cine mudo. Ello no impide que el director Moreno encuentre lucidas estampas tanto en exteriores (primera parte, el entorno familiar de Santa, la entrada de la milicia, los furtivos encuentros con el militar, el apercibimiento de los hermanos, etc.) como en interiores (la ambientación del prostíbulo, las actitudes del ciego y, especialmente, su canción para la chica, la casa de Jarameño y el encuentro con Marcelino, etc.).

De otra parte, la pertinencia de las canciones, en unos casos dulcifica y sentimentaliza las situaciones (tal es el caso de “Santa”, cantada por el ciego y en la ficción creada por él, cuya letra dice: “En la eterna noche de mi desconsuelo/ tú has sido la estrella que alumbra mi cielo…/), como, en otras ocasiones, aporta moderado sensualismo y controlada pasión a la secuencia donde se ve a Lupita Tovar bailando, tanto estrechamente ligada a su pareja, como sola, en sensual deshabillé.

Santa resultó un extraordinario éxito y su recaudación ascendió a 300.000 pesos cuando su coste no pasó de 45.000.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

81'

Año de producción

Trailer

Santa - by , Nov 25, 2017
2 / 5 stars
Antonio Moreno dirige a la “novia de México”