Película: Scooby-Doo

No deja de ser curioso el extraño atractivo que despiertan algunas series televisivas en Estados Unidos, hasta el punto de, como en este caso, disponer de una auténtica legión de seguidores de sus (hay que decirlo ya) insustanciales aventuras. El serial televisivo, de alguna forma influido por las corrientes de los años setenta, no llegó a calar demasiado en España, pero es un auténtico fenómeno en su país de origen, que ahora lo pasa a pantalla grande y, además, con éxito.


Pero nos tememos que la inanidad del original televisivo se mantiene, corregida y aumentada, en su copia cinematográfica; tenemos de nuevo a los cinco componentes de este grupúsculo: la fea sabihonda, el guapo narciso, la bella descerebrada, el tonto flatulento y el perro con más hambre que Carpanta; se les coloca en una auténtica marcianada, con un parque temático que convierte a adolescentes bobos en monstruitos de pacotilla, y se adorna con los gags típicos de la serie (el gusto de Scooby-Doo por las galletas de perro, la voz de pito de su amo y otras zarandajas).


El conjunto dista mucho de tener interés, si bien tiene algún detalle, como la escena de los mozalbetes pijos hablando en cheli, o la transferencia de personalidades entre los cuatro componentes humanos del grupo protagonista, que permite sacar la pluma al guaperas y lucir testosterona a la mona mema. Pero son simples destellos de algo remotamente parecido a la mala uva, no suficiente en cualquier caso para salvar un filme torpemente realizado por Raja Gosnell, dirigido específicamente a los niños y adolescentes que hayan disfrutado con el serial televisivo. Resto absténganse.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

85'

Año de producción

Scooby-Doo - by , May 09, 2017
1 / 5 stars
Insustancial marcianada