Película: Striptease Que dos carretas, afirma el dicho español. Eso pensarían los productores de este thriller tímidamente erótico y próximo por momentos al sainete surrealista. Si no, no se explica que le pagaran doce millones de dólares a la señora Moore por esta insulsez, aunque bien visto a Stallone y Schwarzenegger le pagan más por glándulas de inferior (¡ejem!) tamaño...
Vista la película se comprende el batacazo que se ha pegado en la taquilla USA, lo típico que sucede cuando se fía todo en el nombre de la estrella. Porque "Striptease" es una cosita que podría estar bien como estreno TV, hecho con pocos medios y unos cuantos interiores. Es una alicorta historia escasamente imaginativa, con hampones de opereta, policías intachables y diputados rijosos. Esto último es lo único apreciable, gracias al personaje de Burt Reynolds, que borda su papel de congresista corrupto, fetichista, salido y con un poco de pluma, todo lo contrario de lo que su fachada pública proclama, lo que da lugar a la divertida secuencia con los Jóvenes Cristianos limpiando sus manos de la pegajosa vaselina con la que el lúbrico padre de la patria se ha untado el cuerpo con libidinosas intenciones. Y es que al final resulta que el filme se puede resumir en las dos sustancias químicas que dan forma (¡ejem!, otra vez) a la bella desnudista y al lascivo diputado: la silicona de Demi y la vaselina de Burt...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

Striptease - by , Jul 04, 2001
1 / 5 stars
Más pueden dos tetas...