Película: Stuart Little Es curiosa esta peculiar película infantil: por un lado, presenta una especie de reivindicación sobre el mestizaje y el antirracismo: ahí es nada, una familia, ya con un niño como de seis años, adopta a un... ratón, zalamero y buena persona, parlanchín pero sin pasarse... en fin, una joya, pero un roedor al fin y al cabo. Pero lo curioso es que, siendo tan supuestamente intercultural, después el barquito de juguete en el que el ratón Stuart gana una regata y, de paso, se gana la estima de su hermano adoptado, se llama (y bien que nos lo restriegan una y otra vez, con sus detenidas pasadas de cámara) nada menos que WASP, las siglas con las que se conoce el ejemplar de norteamericano puro, más o menos el equivalente al ario alemán: blanco, anglosajón y protestante. Así que parece que se juega al desconcierto total. Seguramente será casualidad (o no, porque hay mucho malpensado por ahí), pero lo cierto es que este mensaje familiar seguramente ganaría más y calaría mejor entre el público si la familia de marras no pareciera marciana en vez de terrícola: ese padre que es el summum de los padres comprensivos, siempre dispuesto a hablar con su hijo de cualquier cosa importante para su futuro; esa madre, con tantas y tan edulcoradas muecas que parece un dibujo animado, de Disney para más inri (ay, Geena Davis, para lo que has quedado...); ese niño de flequillo repeinado y gafas de repelente niño Vicente. Vamos, como la Familia Monster pero al revés, de puro bueno... No parece que sea con estas familias marcianas como la gente comenzará a entender el auténtico valor de la familia como espacio en el que nacer, crecer en amor, esfuerzo y libertad, y llegar a ser un adulto sensato y equilibrado. Pero tampoco parece que sea ésa la intención de este filme; eso sí, no estaría de más que el protagonista, el ratón que sólo existe en el disco duro del ordenador del informático que lo creó, tuviera un puntito de mala uva. Es tan bueno que entran ganas de adoptarlo, primero, y después darle un capón, a ver si espabila...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Stuart Little - by , Aug 28, 2001
1 / 5 stars
La família marciana, bien, gracias