Película: Suavemente me mata Chen Kaige es un cineasta chino popular que se dio a conocer en Occidente a raíz de la explosión de Zhang Yimou (recuérdense sus "Sorgo rojo", "Judou", "La linterna roja", "Vivir", entre otras) y el éxito que este cineasta de su misma nacionalidad cosechó en festivales como Cannes, Venecia o Berlín durante la década de los ochenta y primeros noventa. Chen obtuvo prestigio en Europa con "Tierra amarilla" pero, sobre todo, con "Adiós a mi concubina", una suntuosa revisión de la historia reciente china (sin ahorrar su período más negro, dominado por la Banda de los Cuatro) en una peculiar clave romántica. Tras reincidir en ese tipo de cine fastuoso e historicista con "El emperador y el asesino", que no fue tan celebrada, Chen hace su primera película en Occidente con esta "Suavemente me mata", thriller psicológico no precisamente entonado que parte de una premisa errónea, la pasión arrebatada y contra toda esperanza que una chica concebirá hacia un transeúnte, un hombre al que encuentra por casualidad pero que le causará tal impresión que arrojará toda su vida por la borda para seguirle; después resultará que el tal príncipe azul tiene zonas oscuras en su pasado: la intriga está servida.
Lo malo es que está inadecuadamente servida, con una serie de tópicos ensartados en el guión que recuerdan a una pesada digestión de algunos clásicos hitchcockianos, desde "La sombra de una duda" a "Frenesí". Chen Kaige pronto revela que en este filme ha puesto su mejor celo profesional, como reputado cineasta que es, pero nada del arte y la creatividad que se apreciara en sus títulos en la China Popular. En contra de lo que ocurre con su paisano (en este caso chino nacionalista, de Taiwán) Ang Lee, Chen no ha sabido adaptarse a Occidente sin por ello perder su personalidad.
Lástima, como siempre, porque éste es un cineasta de talla, dotado para las historias "más grandes que la vida", un tanto megalómano y con alguna frecuencia prolijo, pero en cualquier caso un Director, con mayúsculas, alguien que tiene cosas que decir, lo que hoy es tan infrecuente. Esperemos que este patinazo no arruine una carrera que, hasta ahora, se auguraba tan prometedora

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Suavemente me mata - by , May 17, 2002
1 / 5 stars
Adiós a su personalidad