Película: Te amaré hasta que te mate

Lawrence Kasdan fue, durante la década de los ochenta y parte de los noventa, la gran esperanza blanca del cine norteamericano de la época. Procedente del campo del guion, donde había conseguido éxitos resonantes con los libretos de El imperio contraataca (1980) y, sobre todo, En busca del arca perdida (1981), que le hicieron el hombre de moda, debutó en la dirección con Fuego en el cuerpo (1981), un excitante thriller que actualizó las constantes del cine negro, haciendo que el erotismo se tornara explícito, en un film que, aunque irregular y de estilo aún un tanto desaliñado, llamó poderosamente la atención. También gustó Reencuentro (1983), cine de reunión de antiguos amigos que termina como el rosario de la aurora, hecho con buen sentido y en una estimable clave dramática. Con Silverado (1985) actualizó el entonces ya periclitado género del Oeste, haciendo una de las más interesantes apuestas del postwestern. Flaqueó con El turista accidental (1988), extravagante comedia plagada de tipos semicatatónicos, y en esta Te amaré hasta que te mate, en un tono de comedia negra no demasiado lejana de su anterior título, tampoco estuvo fino.

Sus títulos posteriores fueron alternantes: Grand Canyon (1991) era muy interesante, pero no tuvo repercusión alguna en taquilla; Wyatt Earp (1994) fue también una apuesta innovadora, una nueva revisitación del espíritu del Oeste, que tampoco cubrió las expectativas comerciales; aunque la comedia French kiss (1995) gustó, una nueva pifia en taquilla, Mumford (1999), le retiró prácticamente de la dirección.

El caso es que esta Te amaré hasta que te mate fue una comedia de humor negro mal recibida donde quiera que se exhibió. Su error tal vez estuvo en estirar demasiado las situaciones de comedia grotesca, bordeando con frecuencia los límites del surrealismo, a pesar de estar basado el argumento en un hecho real.

La acción gira en torno a una pareja con dos hijos: él es bastante mujeriego, hasta que la esposa, cansada de la situación, decide contratar a unos matones para acabar con la vida del marido. Lo mejor, el reparto, con un Kevin Kline que borda el papel protagonista, más una pareja de "colgados" interpretada por William Hurt y Keanu Reeves, y una pequeña aparición del trágicamente desaparecido River Phoenix. Entre ellas destaca la siempre estupenda Joan Plowright.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

97'

Año de producción

Te amaré hasta que te mate - by , Jun 10, 2018
1 / 5 stars
Comedia negra y grotesca