Película: Van Helsing El cine moderno ha acuñado una iconografía que, nos guste o no, es la que impera hoy. Los trucos infográficos han desarrollado un cierto tipo de cine en el que lo fundamental es precisamente esa imagen hiperbólica, evidentemente falsa pero que todos damos por buena, cuyo culmen seguramente es la Trilogía de "El Señor de los Anillos", pero que está ya por todas partes, sobre todo si los géneros en los que se inscriben las películas en cuestión son el fantástico, el terror o la ciencia ficción. Stephen Sommers se hizo un nombre dentro del cine de aventuras gracias al díptico formado por "La momia" y "El retorno de la momia", que jugaban con cierta fortuna con elementos tales como la aventura egiptológica (tan agradecida siempre) y la acción pura. Ahora Sommers se pasa nada menos que al terror, versionando libérrimamente la vida y milagros del ficticio personaje Van Helsing, el legendario cazador de vampiros, continuo acosador de Drácula, y monta un espectáculo con frecuencia surrealista, donde chirría casi todo de puro disparate, pero al que hay que reconocer cierto encanto, no sé si primitivo o, al menos, de curiosas ideas visuales. Y es que hay escenas, como la de las inmensas bodegas del palacio del vampiro, llenas a rebosar de fetos demoníacos en sus placentas infernales, que poseen una grandeza evidente, aunque después su propósito sea el del mero entretenimiento. También las vampiresas, aunque se pasan cantidad con sus gesticulaciones y morisquetas, tienen un punto de indudable fascinación. Peor es el propio Drácula, interpretado por un actor sin el carisma suficiente para tan gran personaje; incluso Hugh Jackman parece fuera de su rol, como si todavía estuviera haciendo del Lobezno de la serie "X-Men". El conjunto, entonces, es un chafarrinón evidentemente desmadrado, que entretiene y posee algunas (pocas, es cierto) virtudes, un cine muy de hoy que, desde luego, emboba a la gente joven, aunque a los que peinamos canas (si es que hay algo que peinar...) nos resulta menos atractivo. Por cierto: Elena Anaya está magnífica como vampiresa de "asento estranio"...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

132'

Año de producción

Van Helsing - by , May 13, 2004
2 / 5 stars
Elemental pero resultona