Película: Yo, El Vaquilla

El barcelonés José Antonio de la Loma fue un cineasta que se inició en el Séptimo Arte en los años cincuenta, al principio con títulos de cierto interés, inscribibles en el cine policíaco catalán, como Manos sucias (1957), para después dedicarse al cine comercial que tocara en cada momento, haciendo espagueti-westerns, comedietas o cine de acción.

Pero en la segunda parte de los años setenta De la Loma da con una veta inexplorada y que le proporcionará su tiempo de gloria. Basándose en la historia verídica de un pequeño delincuente de las barriadas lumpen de la Barcelona de la época, conocido como “El Vaquilla”, el cineasta catalán dirigió Perros callejeros (1977), en la que el personaje central era rebautizado como “El Torete”. A raíz del gran éxito comercial del film (casi dos millones de espectadores), De la Loma haría dos secuelas declaradas, Perros callejeros II: En busca y captura (1979) y Los últimos golpes de El Torete (1980), una cuarta no declarada, Perras callejeras (1985), donde cambiaba el sexo a los protagonistas, e incluso un film en el que le dio la oportunidad al auténtico “Vaquilla” de contar (más o menos...) su propia historia.

Surge así esta Yo, El Vaquilla, en la que se nos narra la ciertamente desgraciada vida de este pequeño quinqui que estaba predestinado a acabar mal: nacido en una familia desestructurada, sin padre, con una madre que lo abandona a su suerte, el hecho de que Juan José Moreno Cuenca, nombre verdadero del chico, terminara en prisión, estaba cantado.
           
Tiene esta biografía mucho de hagiografía, de vida como de santo, teniendo en cuenta que el personaje real, Moreno Cuenca, participa en el film haciendo como que cuenta su historia desde una cárcel a un periodista; en aquellos tiempos Juan José parecía haber tomado conciencia de sus problemas y de sus colegas, e intentaba justificar su deteriorada peripecia vital atribuyéndola (y no le faltaba razón) a un ambiente infantil y juvenil en el que solo se respiraba la delincuencia a todas horas.

Sin la frescura de la primera parte de este subgénero “de quinquis”, y orientada más a ser un film de tesis sobre los hechos que llevaron a El Vaquilla a ser quien fue, más que al cine de acción que fue consustancial al subgénero, la película no tuvo éxito alguno y dio carpetazo a este tipo de cine, que De la Loma no volvió a cultivar.


Género

Nacionalidad

Duración

111'

Año de producción

Yo, El Vaquilla - by , Apr 17, 2018
1 / 5 stars
La verdadera historia (más o menos...)