Película: Bella, rica, con leve defecto físico Al igual que en España, durante los años sesenta y primeros setenta, se desarrolló el subgénero de la comedieta española, los italianos, con público semejante, dieron lugar a un tipo de comedia parecida, claramente inscrita en la astracanada, que basaba su diversión en el humor de grueso calibre, generalmente verdulero y con grandes dosis de sal gorda y frases de doble sentido. Si en España los prototipos fueron López Vázquez y Landa, en Italia lo fueron, fundamentalmente, Lando Buzzanca y Carlo Giuffré.
En esta “Bella, rica, con leve defecto físico” de curioso título se cuenta la historia de un pícaro de buen corazón, un pillete que engaña a señoras de riñón bien cubierto pero anatomía averiada, como forma de mantener a su familia con un ritmo de vida más o menos digno. Los encuentros con las “signorine” se suceden, percibiendo ciertas cantidades para gastos de matrimonio, el que evita después con la correspondiente defunción simulada. Como se ve, nada nuevo desde el Lazarillo y Guzmán de Alfarache, pero sin la gracia y la pintura social de los pícaros clásicos. La dirección de Nando Cicero es rutinaria, como merece el producto, y el interés, como en la novela de Bret Easton Ellis, es “menos que cero”.
Carlo Giuffré, el pícaro de la película, comenzó haciendo filmes de tono neorrealista, allá por los años cincuenta, interviniendo incluso en el duro melodrama “El ferroviario”, de Pietro Germi. Ni que decir tiene que, de los papeles de aquella época, a los que interpretó después como burlador profesional, hay un abismo. Le acompañan un ramillete de lindas caras de los años setenta, tan bellas como escasas de aptitudes artísticas.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Bella, rica, con leve defecto físico - by , Jun 10, 2005
0 / 5 stars
Humor de grueso calibre