Película: El caso Fritz Bauer

En el cine germano el tema del nazismo es como una especie de subgénero de las películas de guerra, aunque las consecuencias y la persecución de los que llevaron a cabo el Holocausto es menos frecuente, tal vez por ello llama la atención en El caso Fritz Bauer (2015) la forma en que este fiscal lucha por la democracia en busca de justicia.

Doce años después de la Segunda Guerra Mundial, el fiscal general Fritz Bauer se ha comprometido a detener a los criminales nazis. La clave decisiva llega cuando en 1957 obtiene una pista certera del paradero de Adolf Eichmann, tras recibir una carta en la que un tal Lothar Hermann aportaba datos fiables sobre su paradero en Buenos Aires. Pero Alemania se resiste a sacar a la luz ese horrible capítulo de su historia, ya que no sólo escondía complicidades nazis en las altas esferas, sino también la existencia de un estado policial que perseguía y chantajeaba a ciudadanos de dudosa sexualidad.

En la época de los años 50, marcada por el deseo de Alemania de enterrar su pasado, el tenaz fiscal general del Estado, Fritz Bauer, hizo lo imposible por detener a los criminales nazis que habían huido, muchos de ellos amparados desde el poder, mientras aún perduraba el racismo y seguía recibiendo amenazas de muerte o desaparecían archivos de esos casos de su despacho. A Bauer no le movía un sentido de venganza por el hecho de ser judío sino el de sanear la democracia germana en la que aún había secretos, intereses políticos y conspiraciones internas o corrupciones ideológicas. En este caso se centra en los entresijos de la detención en Argentina del ex-teniente coronel de las SS responsable de la llamada Solución Final y del transporte de deportados judíos a los campos de concentración nazis, Adolf Eichmann.

Con este film Lars Kraume intenta denunciar la vergüenza que aún siente Alemania tras tapar sus errores del pasado, tratando de poner al día la historia, hacer justicia y homenajear a Fritz Bauer, un personaje casi desconocido, un judío huido a Dinamarca y después a Suecia hasta regresar a Alemania en 1950, siendo nombrado fiscal general, hallando dificultades en algunas de las instituciones del Estado y en el Gobierno cuando decidió abrir la investigación de este caso, por lo que pactó con el Mossad en Israel, aunque fuera ilegal por ser un acto de traición al país. Ello conllevó a la detención o secuestro de Eichmann, que fue entregado a los tribunales para su posterior enjuiciamiento y finalmente su ejecución.

En el aspecto cinematográfico está llevada de forma correcta, con una adecuada fotografía y música, aunque en el guion, que tiene un esquema de cine negro o de espionaje, sobra la ficticia acción paralela del joven fiscal Karl Angermann que ayuda a Bauer, con el que comparte una subtrama de clandestinidad sexual.

Es de destacar la estupenda y muy creíble interpretación que hace del fiscal general el actor Burghart Klausner, cuyo trabajo fue reconocido con el premio Bavarian.

El director alemán Lars Kraume, que debutó en el largometraje con Todo por el éxito (2001), hace con este su sexto título, en el que confecciona un retrato de este hombre, todo un héroe en su país, que luchó por sacar a la luz las barbaridades del Tercer Reich, con ciertas dosis de suspense.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

Trailer

El caso Fritz Bauer - by , May 09, 2016
2 / 5 stars
Un fiscal busca hacer justicia